Cingolani aprovechó todos los regalos

Logró una valiosa victoria y trepó a la punta de un torneo que está "al rojo vivo".



PARANA (Especial).- Un domingo perfecto fue el que tuvo Daniel Cingolani. En el autódromo de Paraná, en una carrera tan aburrida y como aspera, consiguió ayer su primer triunfo de la temporada, cuando ni él mismo lo esperaba, y de paso se convirtió en el nuevo líder del certamen argentino del TC-2000.

La suerte de la carrera se decidió en los primeros metros. Henry Martin y Juan María Traverso se tocaron en la largada; Lucas Armellini quedó parado cuando el semáforo se puso verde, mientras que Juan M. Silva y Esteban Tuero se eliminaron cuando el campeón trató de quedarse con la primera posición.

Cinco candidatos que por ahí le pudieron dar a la carrera otro desarrollo. Pero Cingolani no tuvo la culpa y aprovechó la ocasión. Se quedó con el primer lugar de la fila india, le imprimió a la competencia un ritmo que, sin ser excesivamente veloz, fue suficiente como para neutralizar cualquier intento de sus rivales, y al final se llevó el triunfo.

A la hora del balance, habrá que comentar que no fueron muchos los rivales que pudieron complicarlo a Cingolani. Ahí estuvo Wálter Hernández, pero poco pudo hacer, porque el auto del líder estaba un escalón por encima de su VW Polo.

Pudo haber sido protagonista Marcelo Bugliotti, pero el cordobés se equivocó seguido. Con intención o no, golpeó por detrás a Hernández en el frenaje de una curva y fue penalizado con un “pare y siga”. Ahí se terminó su la carrera por el triunfo.

El “Gurí” Omar Martínez quiso pero no pudo. Su Honda Civic sintió el peso del lastre y sólo pudo llevarlo al tercer lugar. Su clasificación quedó en suspenso por una supuesta maniobra peligrosa.

Después quedará por destacar el buen trabajo de Luciano Crespi y Roberto Urretavizcaya, quienes aparecieron en el cuarto y quinto lugar, respectivamente

Cingolani llegó a la punta del certamen, pero al igual que Martínez y Hernández, deberá preocuparse por lo que vendrá, cómo será retener el liderazgo con un auto que cargará noventa kilos de lastre.

Distintas versiones sobre los toques

PARANA (DyN).- Un par de toques y otros tantos errores conductivos, decidieron en unos pocos cientos de metros la suerte de la carrera que el TC 2000 corrió ayer en Paraná.

•Silva vs. Tuero: “Fui limpio, por afuera y me arriesgué, porque si me pasaba no le pegaba a nadie. No vi a nadie al lado mío y de pronto sentí un toque, que fue duro. Me perjudicaron otra vez, pero así son las carreras”, comentó Silva.

“Silva se tiró para pasarme por afuera, yo no pude frenar y lo rocé. Fue algo sin intención”, explicó Tuero.

Silva perdió toda posibilidad de luchar por el triunfo y Tuero abandonó.

•Martin vs. Armellini: “Está loco ese chico. Me pongo a la par y le hago señas de que tiene que ir atrás porque me pasó con el auto de seguridad. Me miró y vino el autazo”, expresó Henry Martin.

“Se me puso a la par para hacerme señas, no lo vi y le pegué. No hubo intención”, manifestó Lucas Armellini.

Martin quedó demorado y Armellini fue excluído.


Comentarios


Cingolani aprovechó todos los regalos