Cingolani tiene el “uno”en el bolsillo

Venció en el "Gálvez" y está muy cerca de lograr la corona.



BUENOS AIRES (DyN).- En una carrera tan aburrida como previsible como la que se vivió en el autódromo porteño “Oscar Alfredo Gálvez”, Daniel Cingolani ganó de punta a punta y dio un paso enorme hacia la conquista de su primer título en el TC-2000, aunque ahora deberá esperar poco más de veinte días para concretar en Paraná el sueño de campeón.

Bastó que los autos se pusieran en marcha y recorrieran poco más de cincuenta y seis minutos de carrera para que Cingolani y Henry Martin, su compañero de equipo y ahora único rival en la pelea por el título, certificaran que eran los dos pilotos con posibilidades ciertas de llevarse la corona.

Entonces, toda la suerte de la prueba pareció girar en un error de Cingolani y Martin, pero como ninguno de los dos se equivocó, las treinta y nueve vueltas de carrera resultaron monótonas.

Ni siquiera pudo terciar en la discusión Wálter Hernández, que intentó sacarle el mayor provecho a todo lo que le dio su VW Polo, pero le resultó imposible.

Cuando transitaban las partes lentas del circuito número nueve, Hernández se pegaba a la cola del Escort de Martin, pero cuando llegaba la hora de acelerar, lo mataban.

“No había forma de correrlos, tenían autos muy bien puestos a punto”, sentenció Hernández.

Y así, sin un tercero en discordia, Cingolani y Martin hicieron la carrera que más le convenía, porque cuando el auto de seguridad salió a pista (por el despiste de Jorge Giorgi) y todavía quedaba mucho camino por recorrer, desde los boxes del equipo Ford, Oreste Berta (h) le dio a Martin la orden de no innovar y el sanjuanino se debió conformar con la segunda posición.

“Mi auto iba muy bien en los mixtos, pero “Orestito” nos había avisado que mantuviéramos las posiciones, yo creo que eso fue un poquito temprano. Respeté las órdenes, fundamentalmente. Yo no creo que haya perdido el título, todavía hay que ir a Paraná”, sentenció Martin.

El 3 de diciembre en Paraná, Cingolani y Martin se jugarán el título, aunque pocos creen que esa alternativa sea bajo el lema “a todo o nada”.

Cingolani llegará con catorce puntos de ventaja sobre Martin y eso no es poco, más si se le agrega que el equipo Ford parece querer esquivar una lucha con roces entre sus dos pilotos.

Desconocía la orden del equipo

BUENOS AIRES (DyN) – Daniel Cingolani reconoció ayer, después de ganar la prueba del TC-2000 que se corrió en el autódromo porteño “Oscar Alfredo Gálvez”, que desconocía la orden de equipo por la cual su compañero de equipo y rival en la lucha por el título, Henry Martin, no debía superarlo en pista.

“Yo me enteré de que había una orden de equipo cuando lo escuché a él (por Martin), ya que mi radio no funcionaba y no estaba en contacto con el equipo. Pensé que era a matar o morir, porque me buscó por todos lados. Me cuidé de él como si fuera otro rival, siempre”, expresó Cingolani al finalizar la carrera.

La noticia de que había existido una orden de equipo la dio a conocer Martin al finalizar la carrera, al manifestar que Oreste Berta (h), el director deportivo del equipo, le indicó que mantuvieran las posiciones en pista.

“El (por Martin) tenía más en toda la parte lenta, pero en lo rápido yo le hacía la diferencia importante. La carrera hubiera sido mas rápida si me decían que él no se iba a tirar a pasarme. Creo que si Henry picaba en punta me iba a ganar la carrera de la misma manera que gané yo”, agregó.

Por último, Cingolani aseguró que “mi relación con Martin es buena. Yo no quiero crear ningún tipo de problemas por todo esto”.


Comentarios


Cingolani tiene el "uno"en el bolsillo