Cipolletti busca más seguridad para sus obras

El gremio de los obreros de la construcción demanda inspectores que recorran emprendimientos en la ciudad para ver si cumplen con las normas. Planean la figura del verificador.



#

Agustín Martinez

Desde el gremio sostienen que muchas veces son los mismos obreros los que no utilizan las medidas de seguridad.

CIPOLLETTI (AC).- La seccional local de la Uocra le reclamó a la Secretaría de Trabajo de la provincia que destine inspectores que recorran las obras en construcción en Cipolletti, para detectar si cumplen con las normas de seguridad destinadas a los obreros. El delegado del gremio en la ciudad, Juan Garrido, reconoció que “el único que realizaba esta tarea está con licencia y esperando la jubilación” por lo que “es imposible” prevenir posibles accidentes. Mientras, profesionales de la construcción y el concejal radical Lucas Pica trabajan sobre un proyecto de ordenanza que permitiría superar esta situación a través de la firma de un convenio entre la municipalidad y el Colegio de Arquitectos para la creación de la figura de “verificadores de obras”, que no tendrán la posibilidad de infraccionar pero deberán informar a las autoridades sobre las irregularidades que detecten. En Cipolletti, según los datos del representante de la Uocra, hay tres edificios en construcción y uno a punto de comenzar, además de las obras particulares. En total son cerca de 1.800 los obreros en actividad. En los últimos meses hubo algunos accidentes, uno de ellos fatal: un capataz cayó de un andamio y murió. “En ese caso estaba todo en regla y realmente fue una fatalidad”, aseguró Garrido aunque reconoció que en muchas circunstancias son los mismos obreros los que no usan los elementos de seguridad por lo que es necesario recorrer las obras para controlar. “Es una falta de respeto. Hay un montón de obras y es un deber de la secretaría de Trabajo poner inspectores para controlar”, cuestionó. El proyecto de ordenanza que presentará Pica al Concejo Deliberante en los próximos días especifica que los verificadores tendrán la función de realizar un informe técnico detallado respecto de la seguridad de la obra que será entregado a la municipalidad. También podrán sugerir y denunciar irregularidades sobre el cumplimiento de las normas de edificación. Especifica que la municipalidad abonará al Colegio de Arquitectos 50 centavos por metro cuadrado verificado, como retribución a la tarea que realicen los veedores. Aunque estos profesionales no tienen la facultad de multar a los que no cumplan con lo establecido en la normativa de edificación y seguridad laboral, deberán informar de las irregularidades para que un inspector pueda realizar la infracción. Un antecedente de este tipo de convenio es el que firmó la municipalidad de Neuquén con el Colegio de Arquitectos de esa ciudad.


Comentarios


Cipolletti busca más seguridad para sus obras