Cipolletti controla el transporte escolar





CIPOLLETTI (AC).- La cantidad de chicos que pueden viajar sentados en los transportes escolares es el eje de un nuevo "conflicto" entre las autoridades municipales y los propietarios.

Ayer se reunieron en el edificio comunal y por la tarde los inspectores realizaron un control de la cantidad de asientos, que deberían equivaler al número de chicos que pueden ser transportados.

"Hemos detectado varias irregularidades en algunas camionetas como modificaciones en los parantes de los asientos para ampliar la capacidad", comentó el secretario de Fiscalización y Organización Interna, Néstor Curcio.

Los empresarios alegan que si les limitan la capacidad, la actividad será casi insostenible.

Por eso están solicitando la flexibilización de la normativa para los casos de las camionetas que tienen "asientos largos".

Los propietarios afirman que la capacidad no puede ser establecida para todos los rodados por igual porque hay vehículos de distinto tamaño. Además plantean que el físico de los chicos es la otra variable a tener en cuenta y que puede hacer modificar la cantidad de lugares disponibles.

"Nosotros queremos cuidar la seguridad de los chicos, no queremos que esto parezca una persecución contra los transportes escolares. Apuntamos a que no haya riesgos para los menores, y los empresarios quieren una actividad rentable", agregó Curcio.

Luego de la reunión, la dirección de Tránsito realizó una inspección de las 26 unidades habilitadas para determinar cuántos asientos tienen.

Esos datos luego serán volcados en planillas y serán utilizados en una especie de base de datos para controlar la cantidad de pasajeros.

"Nosotros también cuidamos a los chicos pero si nos limitan los lugares, directamente no podemos trabajar porque no nos dan los costos. Hay camionetas que tienen asientos largos y que pueden entrar más chicos", comentó uno de los propietarios.


Comentarios


Cipolletti controla el transporte escolar