Cipolletti en una instancia crucial para el "salvataje"

Como local buscará un triunfo que le permita mantener su chance de seguir en la B Nacional.

CIPOLLETTI (AC).- Cipolletti está frente a su peor momento desde que en 1996 fuera invitado a participar del torneo de la Primera B Nacional. En dos partidos deberá ratificar su permanencia en la divisional o pensar en encarar el largo y costoso Argentino A.

Como si se tratase de una serie eliminatoria le quedan ciento ochenta minutos, en este caso para intentar salvar la categoría y permanecer en el segundo escalón de competencia del fútbol nacional. Hoy tendrá el primero de los dos exámenes, cuando reciba a Villa Mitre a partir de las 15.30.

Está claro que lo de Cipolletti no fue tan solo producto de una mala campaña que la completarán los mismos que la comenzaron.

Se trata de una serie de desaciertos institucionales y deportivos que terminaron por dejarlo en lo más abajo de la tabla de posiciones, con un plantel reducido y extremadamente joven. Y además de todo, con la responsabilidad de tener que salvar la categoría.

Aquellos que hasta poco llamábamos "pibes" debieron madurar de golpe.

Pasaron del invierno al verano, no les dieron tiempo para disfrutar de la primavera y eso a la larga se siente, se sufre y lo que es peor, se paga.

Después de un par de resultados a favor -la última victoria fue ante Independiente Rivadavia (ver aparte)- y de la consideración de todos, estos chicos que en algunos casos ni habían pasado por la primera local, creyeron que la cosa no era tan complicada.

Sus ganas, el desconocimiento general de los técnicos de estos nuevos nombres y cierta subestimación de sus rivales obraron como para que los "agrandaditos" sumasen puntos importantes.

Cuando los demás advirtieron que los pibes eran cosa seria, la cosa cambió para Cipolletti.

Hubo marcas más fuertes, les hicieron sentir el rigor de la categoría, los estudiaron tácticamente y comenzaron a sentir la presión, porque a esta altura los hinchas exigían resultados.

Comenzarán ahora a jugar sus últimas chances, las dos bolillas finales. Las últimas posibilidades para no tener que irse tan temprano de esta fiesta a la que fueron invitados cuando ya estaba en marcha. Pero para no tener que regresar a casa tan temprano y quedarse un rato más tendrán que poner todo el empeño para que la chica más linda les de bolilla.

Y la chica más linda de la fiesta no es nada más ni nada menos que el triunfo, que Cipolletti necesita con mucha urgencia.

Mantendrán al plantel y todo el cuerpo técnico

CIPOLLETTI (AC).- Fueron varios los integrantes del plantel de Cipolletti que se sorprendieron cuando ingresaron al vestuario para una nueva jornada de práctica de cara a estos dos cruciales compromisos. Allí había cinco miembros de la subcomisión de Fútbol que los esperaban para conversar.

El hecho poco habitual llamó tanto la atención de los jugadores como del cuerpo técnico. Todos se preguntaban a qué apuntaría esta presencia.

La cosa se fue aclarando a medida que los dirigentes explicaban su postura. Palabras más, palabras menos, les comentaron: "Muchachos, estamos conformes con el rendimiento que vienen teniendo. Por un lado, ustedes quedan al margen de cualquier responsabilidad, sea cual fuere la categoría en que militemos la próxima temporada".

Hasta aquí todo bien porque el respaldo en estos momentos de presión siempre viene bien. Pero había más. Los dirigentes continuaron señalando que "pase lo que pase con la categoría queremos que este proyecto tenga por lo menos dos años de duración. Es por eso que hemos decidido en la subcomisión ratificar la lista de jugadores que nos elevó el cuerpo técnico y además confirmarlos a ellos al frente de todo esto".

El alivio de todos se observaba en los rostros y la alegría quedó manifiesta luego, en las palabras del entrenador Jorge García. "Me da una satisfacción muy grande saber que junto a Domingo Perilli, Julio Torres, Marcelo Ducás, Claudio Sícolo y los muchachos de la utilería continuaremos con este proyecto. Fue un gran gesto de los dirigentes, ahora la responsabilidad con esto será nuestra".

De cara a este respaldo el cuerpo técnico ya está trabajando en la elaboración de la pretemporada para lo que venga.

Se alejarán del club Daniel Artaza y Héctor Brandimarti, ya se fue Néstor Velázquez y se esperará por Sergio Mettini y Marcos Monzoni.

En tanto, el defensor Leonardo Squadrone es pretendido por el cuerpo técnico, pero dependerá de las negociaciones que en forma privada encare con el club.


Comentarios


Cipolletti en una instancia crucial para el «salvataje»