Cipolletti no tuvo ideas y San Martín lo aprovechó

Los mendocinos se llevaron tres puntos de la Visera Bermegui anotó el único gol en un partido muy pobre.



Cipolletti sigue sin levantar cabeza en la Primera B Nacional y cada vez está más complicado con el promedio del descenso.

Anoche, el verdugo fue San Martín de Mendoza, que ganó por 1 a 0 y acentuó el mal momento de los rionegrinos, que no sumar por tres desde el 10 de setiembre del año pasado.

El arranque del elenco “albinegro” fue muy flojo. La línea de fondo no tuvo seguridad y en uno de los errores, los mendocinos aprovecharon para ponerse en ventaja, a través de Juan Carlos Bermegui.

A partir de ahí, el local se animó y trató de llegar al arco visitante. Cuando la pelota pasó por Rodrigo San Martín, las chances fueron mayores, pero la visita se plantó muy bien y no dejó lugar para las sorpresas.

Después de los 30, Cipolletti dominó las acciones, pero no encontró la fórmula para llegar hasta Leonardo Aguirre. Tocó con criterio en la zona media, pero los delanteros estuvieron muy aislados y resultó imposible.

San Martín, mientras tanto, se limitó a cumplir con su plan. No perdió la línea y se apoyó en la experiencia de sus jugadores para mantenerse en ventaja hasta el entretiempo.

Con el ingreso de Hernán Hafford, el dueño de casa tuvo cambios de piezas, pero tampoco dieron resultados.

Por momentos, defendió con tres y trató de llegar con mucha gente al campo rival. Sin embargo, fue poco claro y Aguirre prácticamente no la tocó.

Lo mejor de Cipolletti se vio después de los 15. Apareció Matías Urbano, quien hizo una apilada bárbara, se la sirvió a Maximiliano Amorone y la pelota dio en el palo.

Pasó otro partido en la Visera y una vez más, “Cipo” no pudo. Lo único rescatable es que San Martín de Tucumán, el rival directo para el descenso, perdió ante Gimnasia (J), por 2 a 1 y también está en la cuerda floja.

En los restantes cotejos, Villa Mitre y Brown (A) igualaron 2 a 2 y Rafaela le ganó a Atlético Tucumán 2 a 0.


Comentarios


Cipolletti no tuvo ideas y San Martín lo aprovechó