Cipolletti pediría la convocatoria de acreedores

No aparecería otra salida para hacer frente a las deudas. Hasta analizan una fusión del fútbol con Independiente.



CIPOLLETTI.- La comisión directiva del club Cipolletti analiza por estas horas la posibilidad de presentarse en convocatoria de acreedores.

“La situación es insostenible”, señaló el dirigente de la subcomisión de fútbol Juan D`Amato, “por lo que de ahora en más dejaremos todo en manos de la comisión directiva” (ver aparte).

Una serie de juicios entablados contra la institución por un monto aproximado a los 300.000 pesos, una deuda global exigible de alrededor de 800.000 pesos y la falta absoluta de ingresos, serían los principales motivos que manejaría la comisión directiva como para tomar esta decisión en las próximas horas.

La empresa Alto Valle, la AFA, el Colegio de Arbitros, el plantel y el cuerpo de la temporada anterior, aparecen como los principales acreedores de la entidad.

Si bien las deudas en su totalidad corresponden a dirigencias anteriores, la falta de respuesta con su presencia en la cancha por parte de la gente, el aún prometido apoyo de algunas instituciones oficiales y la no obtención de recursos mediante el aporte de entidades privadas, son algunos de los elementos que manejan los dirigentes como para determinar en cuestión de horas la convocatoria de acreedores.

Esta decisión podría implicar una reducción en el plantel profesional de fútbol, porque “con el presupuesto que manejamos no se puede seguir” según dijo D`Amato.

En las últimas horas, el club sufrió el embargo de su sede social merced a un juicio perdido contra la empresa Alto Valle. La demanda la hizo el ex presidente de la subcomisión de fútbol, Omar Rossi.

Según D`Amato, “la deuda del club con esa empresa fue oficializada algunos minutos antes que ellos mismos dejen la conducción de la entidad. Hay mucha gente que dice querer al club, pero son los primeros en iniciarle acciones”.

También hubo otros embargos. A las torres de iluminación de la cancha de fútbol por juicios de Jorge Casaprima y Claudio Galvagni. Y a la pileta de natación por un pleito entablado por el técnico Darío Tempesta.

Sin embargo, para el asesor legal de la entidad, Horacio Freiberg, la cosa no está del todo clara. “No estoy seguro que la convocatoria sea la solución”, sentenció. “Cipolletti puede responder con su gran patrimonio pero el problema más grave es que no ingresa dinero.

¿A Neuquén?

Otra salida que analizan por estas horas algunos dirigentes albinegros es la integración deportiva con Neuquén. Concretamente, algunos de ellos ya habrían mantenido reuniones con gente de Independiente y no estaría ajeno a esto el futuro gobernador Jorge Sobisch.

La reflexión de los rionegrinos es simple: De mil personas que concurren a la cancha, quinientas serían de Neuquén, la mayor cantidad de aportes empresarios son de la vecina provincia y además se garantizarían cierto apoyo oficial.

A tal punto llegaría la situación que en lo inmediato no se dispondrían de fondos para la estadía del plantel en San Juan, donde el domingo enfrentará a San Martín. Cipolletti sólo dispone de los pasajes. En los últimos viajes, habrían sido los dirigentes quienes debieron realizar aportes personales para poder solventar los gastos de un viaje.

En tanto, la sombra de Jorge Galavanessky vuelve a aparecer. El expresidente, uno de los que mayores deudas contrajo durante su ciclo en el club, estuvo el viernes observando la práctica del plantel luego de haber virtualmente desaparecido tras aquella asamblea en donde su lista perdió en forma abrumadora.

Algunas versiones indicaron que podría volver a intentar hacerse cargo de la conducción del fútbol pero la actual conducción lo desmintió.

De todos modos reconocieron que si alguien pretendiese tomar las riendas del fútbol, luego de presentar los avales correspondientes, se negociaría.


Comentarios


Cipolletti pediría la convocatoria de acreedores