Cipolletti sacó ventaja en casa y viajará confiado

Anoche derrotó a Aldosivi, por 1 a 0, y le trasladó la presión al rival para la vuelta.



CIPOLLETTI (AC/AN).- Cipolletti pasó el examen con un aprobado. Derrotó a Aldosivi por 1 a 0 y ahora viajará a Mar del Plata con la tranquilidad de haber hecho bien las cosas en casa. Con esto la obligación en la vuelta es para el “Tiburón”, que tiene que salir a ganar si quiere seguir en carrera.

El encuentro de ida por las semifinales del torneo Argentino A se jugó en la “Visera” ante una multitud, que hizo sentir el apoyo al “albinegro”.

Las condiciones del campo de juego no eran las ideales y, además, se medían dos equipos de parejo potencial, no en vano están en esta instancia del certamen. Los dos tomaron sus recaudos, no regalaron espacios y por eso no se vio buen fútbol.

Cipolletti fue superior en el arranque. Los buenos trabajos en ese tramo de los carrileros José Ancatén y Diego Landeiro, le abrieron la posibilidad de inquietar a Daniel Bertoya.

Dos remates de Raúl Muñoz, que se fueron cerca y uno de Juan Carlos Flores, que dio en el palo, pusieron un alerta para la visita. La cancha estaba muy rápida y la pelota se convertía en un elemento inmanejable.

A los 28, como premio a esa mayor ambición del local, Pablo Piro ejecutó en forma precisa un tiro libre y la puso abajo, inalcanzable para el golero rival. El festejo fue una prolongada mirada al cielo.

El “Tiburón” acusó el golpe de estar abajo en las cifras y se adelantó en el campo de juego. En ese último cuarto de hora el medio cipoleño perdió las marcas y facilitó la tarea del visitante.

Gonzalo Sánchez pasó a manejar la pelota y así Aldosivi estuvo a tiro del empate. Una la salvó en la línea Cristian Martínez, después de un error de Sergio Ciattaglia -tenía un tirón en el aductor que complicó su trabajo-; y en la dos restantes los delanteros marplatenses definieron mal.

Cipolletti se fue al descanso con un gol de ventaja, pero pasó algunos sobresaltos.

Otra vez, en frío, rindió mejor el local. Los primeros minutos de la segunda etapa fueron netamente favorables al “albinegro”, que antes de los cinco minutos había generado tres opciones claras para aumentar el marcador. En la primera Juan Carlos Flores hizo una gran jugada individual, pero no se animó al remate; en la segunda, Alecha pegó un tiro en el palo y por último, Muñoz hizo lucir a Bertoya que sacó la pelota al córner.

Después Landeiro también pudo poner el 2 a 0, pero se la sacaron justo, cuando el segundo grito estaba a flor de garganta.

Pasado el sofocón, Aldosivi emparejó la lucha en el medio

campo y con Pablo Corti como manija, comenzó a generar algo más de fútbol. Cipolletti se retrasó un poco en el terreno, pero el desarrollo siguió siendo parejo.

El local no podía tener la pelota. La entrega de Rómulo Severini en el ataque, le permitieron mantener a raya a los marplatenses, porque siempre inquietó a la defensa adversaria.

También creció la figura de Ciattaglia, que respondió muy bien cada vez que fue exigido. En los cinco finales, pudo aumentar y la más clara la tuvo el recién ingresado Javier Muñoz.

Cipolletti logró la ventaja que buscaba, escasa en las cifras, pero ventaja al fin. La presión es ahora para Aldosivi.

 

• El otro empate: En el restante choque por la instancia de semifinales del Argentino A, General Paz Juniors y Racing de Córdoba, empataron sin abrir la cuenta en la cancha del primero. No se sacaron ventajas en el clásico cordobés y ahora definirán en el reducto del barrio de Nueva Italia, en la capital mediterránea.

Notas asociadas: Para el cuadro, un marco espectacular Lo importante era ganar más allá de la diferencia'  

 

Notas asociadas:

Para el cuadro, un marco espectacular

Lo importante era ganar más allá de la diferencia'


Comentarios


Cipolletti sacó ventaja en casa y viajará confiado