Aseguran que la crisis frutícola pone en riesgo la poda de pera y manzana

La suba del dólar complica al pequeño chacarero por el aumento en los créditos tomados y la falta de financiamiento. Los productores no descartan realizar medidas de fuerzas en el corto plazo.

13 jul 2018 - 08:29

El costo de producción y la falta de financiamiento pintan un panorama complejo para el sector frutícola que ya viene de años de crisis. El presidente de la Cámara de Productores de Fernández Oro Carlos Zanardi adelantó que será muy difícil para el pequeño y mediano productor poder realizar la poda de la producción de peras y manzanas de este año.

El contexto de crisis permanente en la economía regional se profundiza porque este año no hay financiamiento de Nación y además los productores deben pagar créditos y muchas de ellas están atadas al valor del dólar que incrementó notablemente le último año. Con este escenario muchos productores del Alto Valle de Río Negro ni siquiera podrán llevar a cabo la cosecha.

Durante la temporada pasada los productores pudieron afrontar las tareas culturales de las chacras (por los bajos precios obtenidos de los exportadores) con la asistencia de los créditos del Fondagro, sin esos fondos no se podía realizar la cosecha. Nación bajó 350 millones de pesos que fueron utilizados por más de 1.500 productores de Río Negro que sirvió para bajar la fruta y los gastos sanitarios. Sin embargo este año no hay líneas de crédito y afrontar ese gasto le genera una inversión muy fuerte al productor. Con el valor actual del dólar se necesitan 22 mil pesos por hectáreas, solamente para la cosecha.

Zanardi aseguró que la situación de los medianos y pequeños productores del Alto Valle es “crítica” ya que a la duda con Fondargo se le suman otros créditos que deben comenzar a pagarse desde agosto. “Nosotros vendimos a a las exportadoras toda la cosecha a 20 pesos el dólar y ahora está a 28. Mucho financiamiento está dolarizado especialmente los agroquímicos y las deudas ahora se dispararon, es un contexto muy complejo”, indicó el productor.

El año pasado fue muy duro para el sector porque los costos subieron notablemente y los precios eran bajos. Fue algo similar a la crisis de 2015. Sin embargo en 2017 el gobierno nacional otorgó créditos blandos que fueron tomados masivamente por los productores. Unos 1.300 productores tomaron el crédito de poda por unos 250 millones de pesos, mientras que unos 700 tomaron la línea de financiamiento sanitaria por unos 90 millones de pesos. Eso fueron crédito del Fondagro, solamente para los productores de Río Negro.

Si bien el crédito no alcanzó a cubrir todo el gasto sirvió para que muchos productores pudieran completar el ciclo productivo. El año pasado el valor por hectárea era de 18 mil pesos y las líneas de financiamiento era de 15 mil por ha. Pero este no es el único crédito que debe afrontar el chacarero regional. También deben afrontar las deudas de agroquímicos. Según Zanardi un productor de 10 hectáreas le quedaron entre 10 mil y 12 mil dólares de deuda con los químicos, cuando tomaron el crédito el valor de la moneda norteamericana era de 17 pesos.

En este contexto los productores no descartan realizar medidas de fuerza en el corto plazo para visibilizar las dificultades económicas que tiene para producir. Otra deuda que deben afrontar los chacarero es con Río Negro Fiduciaria a quien le deben desde 2014 y que se fue prorrogando, pero deberán comenzar a cancelar desde el mes que viene lo que complica aun más el contexto de la fruticultura.

Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.