Circuito nacional revive el teatro en Allen

Allen se sumó este año al Circuito Nacional de Teatro que muestra las producciones teatrales de las provincias argentinas, propuesta que dio impulso a la restauración del teatro municipal.



ALLEN (AA).- Con la puesta en marcha del Octavo Circuito Nacional de Teatro, que se está llevando a cabo en esta ciudad desde el mes de abril, también se puso en carrera una virtual restauración del viejo salón del Teatro Municipal de Allen.

Con casi 70 años en el haber cultural de la región, el edificio aún conserva su clásico estilo.

Sin embargo, a partir de la llegada de una nueva ola de renovadas obras teatrales que vienen acompañadas de jóvenes artistas, se pretende imprimirle un toque diferente para atraer a una mayor diversidad de público.

Por ahora la “lavada de cara” sólo está viendo de cerca unos retoques edilicios, aunque en un futuro posible y si las arcas culturales lo permiten, se contempla la posibilidad de encarar una sugerente reforma en la “puesta en escena” de la sala. Arriba de las tablas y detrás del telón.

Son muchos los jóvenes y adolescentes que en estos últimos tiempos, eligen acercarse a ver “qué es eso del teatro”. Optan con gran decisión por volcarse a esta rama artística sin siquiera plantearse una posible marcha atrás.

Pero a menudo no sucede lo mismo cuando deciden enfrentar el “gran reto escénico”, voltean la mirada hacia debajo del escenario y se encuentran con que los asiduos concurrentes son pocos. Y parecen menos apilados en la segunda o tercer fila.

El acompañamiento al teatro del público local no siempre es el mejor ni el más esperado, coinciden los protagonistas.

De todas formas, si bien las expectativas de los chicos no logran colmarse, pronto encuentran la satisfacción del arte por otro lado. Quizá esto explique la continuidad de los talleres teatrales y el entusiasmo que generan en más de uno.

Durante el año pasado la sala municipal albergó tres estrenos del grupo allense “Sueños del Valle”.

Sin embargo en el afán de interrelacionarse con grupos de otras localidades y diversas provincias, los integrantes de este elenco junto al área de cultura, decidieron incorporarse al circuito nacional.

A diferencia del resto, según se comentó, éste ha recibido cierto apoyo, desde diversos ámbitos. Nada despreciable por cierto, según rescatan los organizadores.

“Hasta ahora tuvimos una respuesta del público muy buena con estas obras que vienen de distintos lugares del país, aunque en general la gente no está muy acostumbrada a acercarse al teatro”, admite el director de Cultura local, Fernando “Fito” Zalazar.

Así el reacondicionamiento del teatro allense, que puede albergar hasta 250 personas y es considerado uno de los patrimonios históricos de la ciudad, aparece como una alternativa posible.

Junto a los arreglos para mejorar la fachada, otra de las iniciativas apunta a reutilizar aquellos espacios tristemente olvidados que alguna vez supieron conocer y refugiar la magia de la música y el colorido que brotaba de los camarines y vestuarios.

El sótano, es uno de aquellos lugares preciados que actualmente se encuentra literalmente desperdiciado.

Se proyecta convertir este lugar en un ámbito donde se dicten clases de artes plásticas.

“En Allen había lugares llenos de vestuario, podíamos contar con instrumentos musicales, existía un importante coro de niños y adultos”, recuerda “Fito” Zalazar, volviendo atrás más de una decena de años atrás. “Eran otros tiempos”, concluye.

Ampoya se reirá de la familia

Por primera vez Allen decidió incorporarse al Circuito Nacional de Teatro y así se conecta a través de la puesta en escena, con las localidades de Río Colorado, Roca y Villa Regina.

Tres obras teatrales de elencos tan diversos como los de San Martín de los Andes, de San Juan y los chilenos de Valdivia ya han subido al escenario de esta localidad. Y aún restan cinco presentaciones en este año.

Dentro de esta propuesta este viernes, alrededor de las 22, estará el grupo Ampoya de Chubut, que debutará con la primer comedia que propone este circuito. Pondrá en escena “Familia Vancini y Antonia, su mujer”. La obra se encarga de reflejar las peripecias de una familia que sólo se aboca a un objetivo: preparar a uno de sus integrantes para competir en una “Gran Carrera Ciclística”, según adelantaron los organizadores. “Utiliza un fuerte componente de humor y hasta en algunos pasajes transita el absurdo”, concuerdan.

Hasta fin de año se aguarda la visita de los elencos de Mendoza, Entre Ríos, Santa Fe y Santa Cruz. (AA)


Comentarios


Circuito nacional revive el teatro en Allen