Citan a seis testigos para hoy en el juicio por el asesinato de Peri

NEUQUÉN (AN).- A partir de las 9 se desarrollará la segunda jornada del juicio por la muerte de Alejandro Peri (20), que en agosto del año pasado fue asesinado por dos jóvenes que le robaron el celular. La madre de la víctima denunció que muchos testigos fueron amenazados y no quieren presentarse. El juicio se realiza contra Héctor Erize, uno de los involucrados en el asesinato. El otro era menor de edad en esa época y su situación se tramita en el fuero de delitos juveniles. Para hoy está previsto que seis personas aporten su testimonio ante la Cámara en lo Criminal Primera, que está integrada por Luis Fernández, Mario Rodríguez Gómez y Alejandro Cabral. El crimen de Alejandro Peri se produjo la noche del 5 de agosto de 2009, cuando el joven iba con un amigo caminando a jugar un partido de fútbol. Fueron interceptados en Las Gaviotas y Los Zorzales, del barrio San Lorenzo, por una moto chopera de la que bajó un menor que le exigió el celular a Peri. La hipótesis de la fiscalía es que el autor del disparo fue el menor de edad. Ejecutó a Peri a corta distancia con una pistola 9 milímetros. El proyectil le ingresó por la zona intercostal izquierda atravesándole el hígado y el corazón. Erize, según la acusación, manejaba la moto. Está acusado de homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor. El viernes pasado, en la primera jornada del juicio, Erize declaró su inocencia, aseguró que estando en la cárcel se enteró de quién fue el asesino de Peri y entregó un nombre a los magistrados. El defensor Gerardo Tejeda señaló a los medios que su cliente nunca estuvo en ese lugar y que no participó del crimen. Por su parte Roberto Berenguer representante de Marisa Quiroga, mamá de Peri, deberá lograr que los testigos identifiquen al imputado para demostrar que Erize participó en el homicidio. “Teníamos un montón de testigos más de los que van a venir a declarar pero a muchos los han amenazado, a ellos directamente o a sus familias, por lo que no han querido atestiguar”, explicó la mamá de la víctima. El viernes, cuando escuchó a Erize declararse inocente, Marisa le arrojó un vaso con agua. De inmediato la policía la contuvo y los jueces le aclararon que debía mantener la compostura si quería permanecer en el recinto, cosa que hizo la mujer para poder escuchar a los tres testigos de esa jornada.


Comentarios


Citan a seis testigos para hoy en el juicio por el asesinato de Peri