Civiles y soldados huyen del Congo

GOMA, Congo .- Ante el avance de fuerzas rebeldes, soldados congoleses en retirada asaltaron un vehículo y dispararon por doquier ayer en la ciudad oriental de Goma, uniéndose a miles de refugiados que se afanan por dejar atrás la violencia.

El sonido de los disparos se oía por toda la ciudad, al parecer efectuado por los soldados en retirada que según los residentes están descontrolados.

Los refugiados dijeron que los insurgentes tutsi entraron ya en Kibati, una aldea situada a 12 kilómetros (7 millas) al norte en la que residían miles de personas. El gobernador de Goma, Julien Mpaluku, dijo que el pánico se estaba propagando.

Agregó que no podía confirmar que el ejército hubiese abandonado Goma, pero insistió que las fuerzas de paz de la ONU siguen encargadas de la situación y que los insurgentes no entraron en la ciudad.

El vocero de la ONU Madnodje Mounoubai confirmó que los insurgentes no se encuentran en la ciudad y agregó que los cascos azules están en el aeropuerto y en otros puntos estratégicos.

El ejército congolés dijo que las fuerzas de Ruanda cruzaron la frontera y atacaron el miércoles a sus soldados en respaldo de la insurgencia que protagoniza la minoría tutsi. El vocero militar del gobierno ruandés, encabezado por tutsis, negó de inmediato las versiones congolesas. Un helicóptero artillado de las Naciones Unidas voló sobre el campo de batalla desde gran altura y un contingente uruguayo ocupó posiciones en las colinas circundantes. (AFP)


Comentarios


Civiles y soldados huyen del Congo