Clarín presentó un plan de adecuación voluntaria

El grupo anticipó que “los medios audiovisuales del grupo se dividirán en seis unidades de negocios”. Agregan que lo hacen para demostrar que la AFSCA “carece de imparcialidad, neutralidad y solvencia”.



#

Sabbatella, cuando irrumpió en Clarín, semanas atrás. Foto archivo

LEY DE MEDIOS

El Grupo Clarín presentó hoy un “plan de adecuación voluntaria” a la Ley de Medios ante la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y se lo hizo llegar a la Corte Suprema, para “proteger nuestros derechos frente al atropello oficial” y para hacer notar que la AFSCA “carece de imparcialidad, neutralidad y solvencia”.

También advirtió que “seguirá adelante” con las acciones judiciales, ante tribunales nacionales e internacionales.

Luego del fallo de la semana pasada que declaró la constitucionalidad de la norma y ordenó la desinversión del Grupo, el gerente de Comunicaciones Externas del Grupo Clarín, Martín Etchevers, sostuvo que el conglomerado de medios decidió presentar su plan, “tras el avance de facto e ilegal de la AFSCA sobre sus licencias”.

Mediante un comunicado, la empresa reclamó tener “los mismos plazos y condiciones que el resto de los grupos” de medios que se adecuaron a la medida y acusó al gobierno nacional de “quitarle escandalosamente al Grupo Clarín plazos que nunca empezaron a correr”.

Etchevers, quien anunció el plan por el canal de noticias TN, precisó que el conglomerado de medios decidió separar sus licencias audiovisuales en seis diferentes unidades empresariales, cada una ellas respetando los límites del artículo 45 de la Ley de Medios.

“Nos hemos anticipado para prevenirnos de la amenaza directa de confiscación que teníamos de la AFSCA. En paralelo a la presentación vamos a seguir llevando adelante todas las acciones correspondientes en los tribunales nacionales e internacionales”, argumentó el vocero de la empresa.

Al respecto, Etchevers puntualizó que las presentaciones ante instancias judiciales internacionales serán para “analizar la impugnación de los artículos cuestionados por vulnerar el pacto de San José de Costa Rica (la Convención Americana sobre Derechos Humanos)” y, en los nacionales, “para litigar de acuerdo a toda la aplicación discrecional y selectiva de la Ley de Medios”.

Asimismo, explicó que, además de hacer llegar el plan de adecuación voluntaria ante la AFSCA se presentó ante la Justicia para denunciar, aunque el fallo de la Corte aún no está firme, que “la autoridad de aplicación carece de características de imparcialidad, neutralidad y solvencia técnica para resguardar nuestro derechos ante cualquier abuso”, tal como exigió el Alto Tribunal.

Mediante un comunicado que difundió esta mañana, el Grupo Clarín sostuvo que, “pese a ser el único grupo que fue a la Justicia y logró la suspensión de artículos de la Ley en todas las instancias, el Gobierno decidió beneficiar a todo el resto, concediéndoles plazos que no tenían” y, este sentido, agregó que “el objetivo es claro: hacerse de los pocos medios críticos que aún quedan en la Argentina”.

Asimismo, reclamó que “se aplique integralmente la sentencia de la Corte” sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y pidió que “se garantice la actuación de una autoridad de aplicación independiente, imparcial y con solvencia técnica, que puede asegurar un tratamiento transparente e igualitario” en la aplicación de la norma.

En la división por unidades empresariales, puntualizó que “por otra grave anomalía de la Ley, las señales audiovisuales (que no utilizan espectro, son de libre creación, generan producción y dan trabajo argentino) también deberán ser transferidas”.

El martes pasado, el máximo tribunal determinó que los cuatro artículos de la normativa (41, 45, 48 y 161) cuestionados en la Justicia por el Grupo Clarín son constitucionales “porque es una facultad del Congreso, cuya conveniencia y oportunidad no es materia de análisis de los jueces”.

Dos días después, el titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, fue al edificio del Grupo Clarín en la calle Piedras al 1700 en el barrio porteño de Barracas para notificar a la empresa sobre el cronograma de “adecuación de oficio” a la Ley de Medios.

DyN.-


Comentarios


Clarín presentó un plan de adecuación voluntaria