Clarinete y piano para una noche distinta

Ganter y Bogunia dieron un toque novedoso en la Semana Musical. El público sigue acompañando cada uno de los conciertos. Esta noche es el turno del trío Gintoli-Magin-Baraviera




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El tercer concierto de esta Semana Musical deparó una combinación inusual: la novedosa inclusión del clarinete ejecutado por Elizabeth Ganter, cuyo singular sonido fue acompañado desde el piano por Stanislav Bogunia. El hecho de haber contado con este instrumento no sería para destacar si no fuera porque se trata de un Steinway especialmente traído desde Buenos Aires para ser utilizado por los músicos.

La reducida disponibilidad de composiciones que combinan ambos instrumentos no fue obstáculo para que tanto la intérprete suiza como el pianista nacido en la República Checa lograran sus respectivos lucimientos durante la interpretación de obras de Antonin Dvorak, Wolfgang Amadeus Mozart, Grazyna Becewicz, Carl María von Weber y Johannes Brahms.

La ausencia del violín en la formación de la base del conjunto sonoro marca la diferencia entre una banda musical y una orquesta sinfónica. El crítico Jorge D'Urbano expresa además en su libro "Cómo escuchar un concierto" que en su reemplazo aparece entonces el clarinete, "instrumento de viento tan ecléctico, tan amplio en sus posibilidades, tan capaz para cualquier tarea, que se ha convertido en el rey indiscutido de las maderas".

Esa preeminencia del clarinete dentro de las distintas categorías instrumentales, continúa explicando D'Urbano, es muy reciente. Tan nuevo es que "su inclusión en la orquesta sinfónica no alcanza a doscientos años y Mozart tuvo que reorquestar algunas de sus sinfonías para poder incorporarlo".

A pesar de que su invención se remota a 1690 "hubo que esperar cien años para que la escuela de Mannheim y luego Mozart, deslumbrado por su versatilidad, lo incluyera en sus composiciones e influyese sobre su maestro Haydn, que lo sobrevivió, al punto de que éste en sus últimas obras presentó una o dos partes para clarinete, hecho que por entonces no debió ser muy bien visto por el resto de la orquesta".

Beethoven lo utilizó "con mucha discreción" en sus primeras sinfonías pero "de pronto lo lanzó a la fama dándole un puesto de honor en la Tercera. Y el protegido respondió con tanta conciencia a las esperanzas en él depositadas que hoy es, de todos los instrumentos solistas de la orquesta, uno de los de mayor alcurnia y autoridad".

La palabra clarinete parece ser un diminutivo de clarín y en efecto lo es pero del instrumento usado hasta el siglo XVIII: el clarión, algunos de cuyos sonidos son parecidos en el timbre a los de aquél aunque su construcción y técnica fueran totalmente distintas. El uso mantiene la palabra clarinete "que nada tiene que ver con el clarión, excepción hecha de la actitud de Mozart quien lo eliminó reemplazándolo por el clarinete para el que compuso además un concierto que es una de las joyas más puras de toda la música instrumental".

Su origen, como el del oboe, es asiático; pero los historiadores y eruditos no han podido ponerse de acuerdo sobre el lugar donde nació. Durante siglos se lo conoció con la palabra francesa `chalumeau', palabra que todavía sigue en uso para designar su registro bajo. El clarinete, explica el autor, se distingue por completo de otras maderas por la producción del sonido sólo por una lengüeta que vibra colocada sobre un pico cortado en forma de bisel, su tubo en vez de ser levemente cónico es cilíndrico. El invento de la llave transformó el modesto `chalumeau' en "el esplendoroso clarinete", aporta D'Urbano.

Programa para hoy

El concierto de hoy a partir de las 21 en el hotel Llao Llao estará a cargo del trío de cuerdas integrado por Rafael Gintoli (violín), Marcela Magin (viola) y Claudio Baraviera (violoncello). Como artista invitado participará especialmente John Anthony Calabrese (viola d'amore).

La primera parte del programa incluye "La caccia" de Bernard Lorenzitti (h.1739-1789), el lied "Ohne worte" de Jan Kral (1823-1912) y "Divertimento en re mayor para viola d'amore, violín `scordato' y violoncello" de Franz Joseph Haydn (1732-1809). Luego del tradicional intervalo, los intérpretes darán continuidad al concierto con el Trío Nº 1 en si bemol mayor de Franz Schubert (1797-1828) y Serenata Op. 8 de Ludwig van Beethoven (1770-1828).

También hoy, pero a las 20, la Orquesta de Cámara Juvenil Cofradía de esta ciudad dirigida por Kyoko Kurokawa y Diego Díaz interpretará obras de Vivaldi, Strauss y Luis Gianneo en Quaglia y Doce de Octubre. El mismo conjunto participaba anoche del concierto ofrecido por la pianista uruguaya Polly Ferman quien reemplazó al Cuarteto Almerares que no pudo participar del festival por enfermedad de uno de sus integrantes.

Mañana mantendrá otro contacto con el público al medio día en un concierto gratuito. Entonces interpretará parte de su repertorio integrado por obras de Ariel Ramírez, Ernesto Nazareth, Scott Joplin, Ernesto Leuona, Astor Piazzolla y Alberto Ginastera.

Quienes no hayan podido disfrutar de los conciertos tendrán oportunidad de ver próximamente una compaginación especial realizada por Canal 7, cuyas cámaras registraron las imágenes que serán emitidas en el ciclo "Turismo cultural". Las entradas pueden ser adquiridas con anticipación en Mitre 660 o momentos antes del inicio del concierto en el hotel.

Mañana desde las 21 el concierto estará a cargo del Coro de Niños y Jóvenes Cantores de Bariloche y la orquesta Nativitalis dirigidos por Andrés Jan. Y esta vez el escenario será la Iglesia Catedral "Nuestra Señora del Nahuel Huapi".


Comentarios


Clarinete y piano para una noche distinta