Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Clínicas al borde de la crisis por la deuda del Ipross

Sólo en el Alto Valle, se deben cerca de 12 millones de pesos. Los sanatorios sufren también el aumento de insumos de salarios. Feclir pedirá reunirse con Saiz y Verani para hallar una salida.



ROCA (AR).- El incremento de los insumos y de los salarios de los empleados de la sanidad, sumado a la deuda histórica que mantiene el Ipross con los prestadores que solamente en el Alto Valle asciende a los 12 millones de pesos, puso nuevamente a las clínicas y sanatorios de la provincia al borde de la "crisis". Es por eso que los dirigentes agrupados en la Federación de Clínicas de Río Negro (Feclir) solicitarán una reunión con el gobernador Miguel Saiz y el ministro de Hacienda Pablo Federico Verani, para evaluar el panorama y buscar una salida a la delicada situación financiera.

"Lo que buscamos es informar a toda la comunidad la situación que afrontamos y las dificultades desde el punto de vista financiero que venimos soportando", dijo Salvador Scafidi, titular de Feclir y uno de los dirigentes que ayer encabezó la conferencia de prensa.

Es que en los últimos meses -según subrayaron- la situación económica cambió sustancialmente. Se produjo un fuerte aumento en todos los insumos, además se otorgó un incremento del 25 por ciento a los trabajadores de la sanidad, lo que generó un impacto en todo el sector de la salud privada.

"La idea es reunirnos con el gobernador Saiz y el ministro Verani para evaluar estos aspectos y en especial la deuda histórica que mantiene el Ipross con los prestadores del Alto Valle que asciende a los 12 millones de pesos", dijo.

El propio Scafidi remarcó que en las últimas semanas tomó contacto con el ministro Verani, quien le comunicó que todos los fondos que ingresaban por parte de los trabajadores, estaban siendo girados a las arcas del la obra social provincial. "Esto quiere decir que no alcanza el dinero. Y además hay prestadores que exceden las necesidades que tienen. Esto termina generando una facturación que luego la tienen que afrontar", comentó el médico.

Si bien reconoció que existe un buen diálogo con todos los funcionarios del Ipross y del gobierno, aseguró que es necesario buscar una solución abarcativa. "Es que vemos crecer la deuda y no observamos una solución. Nuestras instituciones están afrontando momentos muy difíciles", dijo el dirigente quien aseguró que las cápitas (de 1,2 millón de pesos) se están abonando de manera regular.

Por su parte, fuentes cercanas al titular del Ipross, Alcides Pinazo, se mostraron "sorprendidos" por la conferencia de prensa de los dirigentes de Feclir y explicaron que se está trabajando en conjunto sobre distintas políticas en materia de salud para tratar de mejorar todo el sistema de salud de la obra social provincial.


Comentarios


Clínicas al borde de la crisis por la deuda del Ipross