Clinton y Barak buscan frenar la escalada de violencia en la región

El secuestro de un avión demoró la llegada del primer ministro israelí. Un palestino murió y ocho fueron heridos en choques con soldados.



Washington- El presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, y el primer ministro israelí, Ehud Barak, se reunieron ayer para intentar atajar la oleada de violencia que desde hace seis semanas afecta a Oriente Medio, mientras arreciaron los enfrentamientos en aquella región.

El mandatario estadounidense pidió lo mismo al líder palestino, Yasser Arafat, durante una reunión en la Casa Blanca el jueves pasado.

Clinton, quien hoy viajará a Brunei para asistir a la cumbre económica de los Países de la cuenca Asia-Pacífico, y después a Vietnam, conversó con Barak sobre la escalada de violencia que ha causado más de 200 muertos.

En la cita acompañaron al presidente la secretaria de Estado de Estados Unidos, Madeleine Albright; el consejero de Seguridad Nacional, Sandy Berger, con quienes Barak canceló una reunión por separado debido al retraso ocurrido a causa del secuestro de un avión ruso que había sido llevado a Israel, y el mediador especial de Clinton para el Oriente Medio, Dennis Ross.

Barak estuvo acompañado por sus asesores principales Gilad Sher y Danny Yatom, y David Ivry, el embajador de Israel en Washington. El primer ministro israelí fue trasladado a la Casa Blanca desde la base Andrews de la Fuerza Aérea, en las cercanías de la capital de EEUU, para su reunión con Clinton.

Fuentes de Washington dijeron que probablemente Barak realice contactos con el demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush, quienes se disputan la presidencia de Estados Unidos en un reñido recuento de votos manual en la Florida, en una cerrada lucha por alcanzar los 25 votos electorales de ese Estado.

Al parecer, Barak ofreció pocas esperanzas para el cese de la violencia, porque considera que Arafat debe formular un compromiso público de que los palestinos no atacarán más a los soldados y civiles judíos.

El primer ministro israelí desea que Clinton presione a Arafat para que se comprometa a evitar esos incidentes violentos.

La llegada de Barak a Washington se demoró luego de que un avión comercial ruso con 58 pasajeros a bordo fue secuestrado a última hora del sábado hacia Israel.

El avión del primer ministro israelí se encontraba en Londres a primera hora de ayer, durante una escala en la que Barak recibió noticias del secuestro. Entonces canceló su reunión con Clinton y decidió volar de regreso a Israel, para solucionar la crisis que involucraba al avión ruso.

El Tupolev 154 de la compañía aérea Dagestanskiye Avialiniyi había despegado en la tarde (local) del sábado desde Machatshkala, en Daguestán, con 58 personas a bordo, en dirección a Moscú cuando el secuestrador obligó a cambiar el rumbo.

El avión aterrizó finalmente hacia las 4 GMT en el aeropuerto de Uvda, en el desierto de Negev, 50 kilómetros al norte de la sureña ciudad israelí de Eilat, después de repostar en Bakú, Azerbaiyán.

Barak, quien había interrumpido en Londres su viaje a Washington debido al secuestro, continuó finalmente con sus planes de visitar la capital estadounidense después de que el drama se resolviera pacíficamente.

Jornada de incidentes

El viaje de Barak a Washington se produjo en el día en que otro palestino murió en los enfrentamientos con soldados israelíes y Leah Rabin, la esposa del asesinado primer ministro israelí Itzhak Rabin, falleció a causa de cáncer de pulmón.

Barak debía reunirse ayer con la secretaria de Estado del gobierno de Washington, Madeleine Albright, y el asesor nacional de seguridad estadounidense, Sandy Berger, pero la demora en su arribo y el fallecimiento de Leah Rabin han dejado a todas sus restantes actividades programadas más allá de su reunión con Clinton, incluyendo una visita a Chicago, en el aire.

La salida hacia Washington del jefe de gobierno israelí se vio ensombrecida por nuevos enfrentamientos en la Franja de Gaza, en que un palestino murió y otros ocho resultaron heridos.

Además se registró un tiroteo entre soldados israelíes y manifestantes palestinos en el sur de Jerusalén, en que ocho israelíes resultaron heridos, según Radio Israel.

Desde las proximidades de la ciudad árabe de Beit Dshallah se disparó por primera vez en pleno día contra el asentamiento judío de Gilo, en el sur de Jerusalén, y el ejército israelí respondió al ataque con armamento pesado, continuó la emisora.

En tanto, el líder palestino Yasser Arafat anunció en la cumbre que la Organización de la Conferencia Islámica inauguró en Qatar que deberá continuar el levantamiento palestino, pero dejó a la par abierto el camino al diálogo.

“Mientras Israel ejerza su poder y violencia sobre nosotros, el levantamiento popular tiene que continuar”, afirmó Arafat durante la inauguración de la cumbre, que durará tres días. La revuelta del pueblo se lleva a cabo para lograr la libertad e independencia de la ocupación israelí.

Según Arafat, los palestinos están a favor de conversar con los israelíes, aunque el diálogo debe basarse en la buena voluntad y tener como objetivo lograr soluciones.

El presidente iraní, Mohammed Jatami, había inaugurado poco antes la cumbre de los 56 países islámicos que conforman la OCI, y durante la que se está debatiendo una política común de boicot a Israel.

En la propuesta de resolución que se discutirá durante los próximos tres días, figura entre otros una interrupción completa del proceso de normalización de relaciones con Israel debido al “brutal empleo de fuerza militar” en los territorios palestinos y a los “crímenes de guerra” perpetrados por los israelíes. (DPA/EFE)

Atacaron a una comisionada de la ONU

Jerusalén (Télam-SNI).- Uno de los vehículos de la comitiva de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Mary Robinson, fue atacado hoy a balazos cuando recorría la ciudad de Hebrón, Cisjordania, informaron fuentes militares israelíes.

Los disparos, que no provocaron heridas a los integrantes de la comitiva, impactaron en uno de los vehículos, cuando la comitiva se dirigía a un poblado palestino de la región.

Según dichas fuentes, se ignora de momento quiénes dispararon contra el convoy de la representante de la ONU, que se halla investigando las violaciones de los derechos humanos atribuidas por la Autoridad Nacional Palestina a la represión israelí del alzamiento en Cisjordania y la franja de Gaza. Sin embargo, el ataque no pudo ser confirmado por las autoridades de la ONU, consignó la agencia AFP.

Según los términos de un acuerdo de 1997, concluido bajo auspicio de Washington, las tropas israelíes se retiraron de cuatro quintas partes de Hebrón, conservando el control del 20 % de la ciudad en el que viven los colonos.


Comentarios


Clinton y Barak buscan frenar la escalada de violencia en la región