Clinton y Obama, con el estilo de la Guerra Fría

En el momento más explosivo de la campaña de propaganda demócrata ambos candidatos adoptan estrategias polémicas




SAN ANTONIO, EE. UU. (AFP).- Los precandidatos demócratas Hillary Clinton y Barack Obama luchan ahora por demostrar quien puede garantizar la seguridad y la prosperidad a Estados Unidos, en una ruda etapa de la campaña a la Casa Blanca, al acercarse el momento de la verdad.

Clinton estrenó el viernes un negativo aviso de televisión, con amenazas al estilo de los tiempos de la Guerra Fría, sugiriendo que Obama sería ineficiente para enfrentar una crisis internacional que estallara a mitad de la noche. Ella adoptó esta táctica mientras lucha por mantener viva su campaña, de cara a las cruciales elecciones primarias en Texas y Ohio el martes, en las que se puede decidir si puede continuar su tambaleante aspiración presidencial.

El equipo de Obama respondió con un aviso relámpago, que decía que la experiencia de la senadora Clinton quedó deteriorada cuando autorizó en el 2002 la guerra en Irak, en una cruda reminiscencia de una táctica republicana propia de elecciones nacionales, más que de escaramuzas en primarias demócratas.

En el patético spot de la ex primera dama, un teléfono suena insistentemente sobre imágenes de niños pequeños durmiendo profundamente en sus camas. "Son las 3 de la mañana y sus hijos están a salvo durmiendo. Pero hay un teléfono en la Casa Blanca y está sonando", dice el narrador. "Algo está sucediendo en el mundo. Su voto decidirá quién responde esa llamada", agrega.

La imagen final es de una enérgica Hillary Clinton respondiendo el teléfono, sugiriendo que solo ella puede contener el peligro. Posteriormente, en un mitin nocturno el viernes, Clinton advirtió que cuando el teléfono suena a las tres de la mañana, "no hay tiempo para discursos, no hay tiempo para entrenamiento", en otro ataque contra su rival. Obama, favorito luego de ganar las últimas 11 consultas para escoger al candidato del

Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre, acusó a Clinton de estar creando temores. "Hemos visto estos avisos antes. Usualmente son la clase de juego con los temores del pueblo y para tratar de ahuyentar nuestros votos", dijo el senador de 46 años de edad en un mitin en Texas. "El tema es qué clase de juicio ejercerá uno cuando levante el teléfono. De hecho, hemos tenido un momento de (usar el) teléfono rojo. Fue el de la decisión de invadir Irak", agregó.

Su aviso de respuesta usó la misma imagen cursi de los niños durmiendo, pero con un mensaje diferente. "Algo está sucediendo en el mundo. Cuando la llamada sea respondida, ¿no debe ser el presidente el único que tuvo juicio y coraje para oponerse a la guerra de Irak desde el principio?", pregunta el aviso. "En un mundo peligroso es el juicio lo que importa", añade.

En un valioso espaldarazo a Obama, el senador Jay Rockefeller, presidente del Comité Selecto de Inteligencia del Senado, apoyó a su colega diciendo que "lo que más importa en la Oficina Oval (de la Casa Blanca) es un juicio sensato y una acción decisiva. Es hacerlo bien en cuestiones cruciales de seguridad nacional la primera vez y cada vez. El hecho irrefutable es que Barack Obama estaba en lo correcto sobre Irak cuando muchos de nosotros estábamos equivocados".


Comentarios


Clinton y Obama, con el estilo de la Guerra Fría