Cobos profundizó sus diferencias con Carrió y la UCR

Ante la ola de críticas que recibió por su reunión con De Narváez, salió a decir que "nadie me marca la agenda".



#

El vicepresidente mantuvo otro cruce áspero con Carrió.

El vicepresidente Julio Cobos se defendió ayer de las críticas que le hicieron Elisa Carrió y Gerardo Morales por la reunión que mantuvo con Francisco De Narváez, al advertir que "nadie" le "condiciona su agenda" de actividades, y profundizó así las diferencias con sus aliados del Acuerdo Cívico y Social.

"Cuando Carrió dialoga es plural, pero lo hace Cobos y está mal", apuntó el mendocino, al tiempo que remarcó que "mientras todos critican la falta de diálogo del Gobierno nacional con los sectores políticos, yo lo tengo".

El encuentro del último miércoles en el Senado entre el vice y el candidato de Unión PRO causó el enojo público tanto de Carrió como de los radicales, que se sorprendieron con el respaldo que recibió el rival de Margarita Stolbizer en territorio bonaerense.

Cobos buscó dar a la reunión un marco "institucional", pero en el Acuerdo Cívico y Social fue interpretado como un claro gesto político que, por un lado, marca la distancia con el Gobierno nacional y también muestra un acercamiento de Cobos con el PJ disidente.

En medio de la disputa interna, la candidata bonaerense Margarita Stolbizer intentó calmar los ánimos y confió en que ese frente político "no de desarma", a pesar de los roces internos que podrían perjudicar su performance el 28 de junio.

"A mí no me va a condicionar nadie la agenda. Yo necesito el respaldo del partido, pero no para que me condicionen", alertó Cobos en declaraciones que formuló en la puerta de su casa en Mendoza para defender su actitud frente a sus aliados.

Carrió volvió a expresar su parecer sobre el tema y cuando se le preguntó si, por ese gesto, juzgaba al vicepresidente como un "traidor" respondió: "No voy a hablar de esa manera porque no me corresponde; la Historia hablará de lo que es o no es".

Precisó que si bien no tiene "ningún problema con Cobos", el malestar expresado por su espacio ante ese encuentro entre De Narváez y el vicepresidente, foto incluida, su intención ahora es "mantener la fe inconmovible de la militancia en el Acuerdo Cívico y Social de en la provincia de Buenos Aires".

"Uno se entera de una foto que no es la solidaridad, porque uno puede prestar solidaridad sin sacarse una foto. Esto desmoraliza a la militancia y yo tengo que salir a sostener la fe (de los que apoyan la alianza electoral)", remarcó. Pero para bajar el tono, dijo que daba "por terminado el episodio", no sin aclarar que le "gusta esta pelea" porque "luchará contra todos, hasta con Julio Cobos", a solo dos semanas de las elecciones. (DyN)


Comentarios


Cobos profundizó sus diferencias con Carrió y la UCR