Cogorno rompió el silencio y reconoció que la interna “fue un papelón”

El ex presidente de Racing además lamentó no haber “bancado a Zubeldía”.



#

Foto DyN.

Fútbol de AFA

Gastón Cogorno rompió hoy el silencio a tres semanas de su renuncia como presidente de Racing al admitir que su “error” principal fue “no haber bancado” al entrenador Luis Zubeldía.

Cogorno reconoció que fue “un papelón” la interna que derivó en una crisis sin comparación en el club, al menos desde que se institucionalizó tras el gerenciamiento.

Como estela de esa crisis, hoy Racing transita su peor campaña histórica, aunque Cogorno aseguró no tener miedo de que el equipo descienda a la Primera B Nacional.

Este asesor contable que estudió en colegio marista apuntó constantemente aunque casi sin nombrarlo a Rodolfo Molina, el vice primero que lo ungió como titular pero luego se le enfrentó para terminar también él fuera del club y darle paso al vice segundo Víctor Blanco.

Cogorno justamente le dio crédito al actual titular racinguista, el único del trinomio de origen que sigue en el club.

“Fue un papelón. Intenté nadar entre dos corrientes y me ahogué... Esperaban los malos resultados para pegarnos y cuestionarnos... Los miércoles en Comisión Directiva hacían cola para pegarnos con cualquier tema”, fueron algunas de las afirmaciones en sendos extensos reportajes que el ex dirigente concedió al canal Fox Sports y a radio La Red. En ambos le apuntó a Molina.

Inclusive deslizó que desde el sector del ex vice también partió el fogoneo para que echara a Zubeldía.

“A Luis -dijo Cogorno- le tengo un gran aprecio. Hubiera querido mantenerlo hasta el final del mandato, pero la resistencia que tenía este chico era enorme”, y sobre el final del reportaje televisivo reconoció que su “error fue no haber bancado a Zubeldía”.

Salió por la tangente para referirse al homicidio del periodista partidario Nicolás Pacheco, ocurrido en el verano último en la sede de Villa del Parque, a cuyo gerente Rubén Guevara mantuvo en el cargo casi hasta el final de su mandato.

Reconoció Cogorno que conocía a los miembros de la barra brava y que tenía “una relación normal como la que tiene cualquier dirigente”.

“Los conocés, algunos son socios”, dijo y dio a entender que la intención de la directiva era que “no estén en ningún lado” de los destinados a las áreas sociales. También aseguró que no les entregaban dinero.

Cogorno hasta justificó los festejos e ironizó sobre el realizado por la hinchada de Racing a raíz del descenso de Independiente.

“¿Qué estuvo mal?”, preguntó Cogorno sobre lo que pasó aquella noche ante Unión, cuando los hinchas entraron cajones rojos con el escudo de Independiente mientras empleados del club apagaban la luz para un ambiente tan lúgubre. Cuando le hicieron ver que todo estaba mal, respondió: “Entonces se nos fue la mano”.

DyN


Comentarios


Cogorno rompió el silencio y reconoció que la interna “fue un papelón”