Coimas en el Senado: el turno de “Chacho”



#

Álvarez estará hoy frente a De la Rúa.

No se ven desde agosto del 2000. Desde esos días turbulentos para el estéril gobierno que lideraron. No cruzan sus miradas desde aquellas horas en que uno de ellos –Carlos Álvarez, alías “Chacho”– renunció a la vicepresidencia de la Nación por los contenidos y estilos de ejercer el poder que definían al otro, Fernando de la Rúa, presidente. Pero hoy se verán. Porque si se cumple con lo pautado por el Tribunal Oral Federal 3 que juzga a los acusados de coimear y haber sido coimeados para favorecer en el 2000 la sanción de la ley laboral, declarará “Chacho” Álvarez. Y así estará sentado a menos de tres metros de aquel presidente, procesado como partícipe del mecanismo montado para coimear a cuatro senadores peronistas. Con “Chacho” se inicia el desfile de las declaraciones de denunciantes del hecho de corrupción y de funcionarios del gobierno de la Alianza. En total, 300. Hoy, incluso, de cumplirse el cronograma, declararán también Graciela Fernández Meijide y el exministro de Economía José Luis Machinea. La semana próxima lo harán el expresidente de la Nación Eduardo Duhalde, extitular de Interior Federico Storani, el exjefe de gabinete Rodolfo Terragno, el extitular de Defensa y luego Economía, Ricardo López Murphy, el exgobernador de la Provincia de Buenos Aires Carlos Ruckauf y los exsenadores nacionales por el PJ, Antonio Cafiero y Silvia Sapag, del MPN. Está abierta la posibilidad que el testimonio de Álvarez adquiera singular importancia debido a tres razones, al menos entre las fundamentales: • Su dimisión a la vicepresidencia de la Nación está relacionada con el convencimiento de existencia de coimas destinadas a senadores justicialistas a fin de consolidar la sanción de la ley laboral. • Fue Álvarez además quien recibió un anónimo detallando como había sido el proceso de coima, información a la cual él le acreditó credibilidad. • Como lo ha señalado públicamente e incluso por escrito, Álvarez entiende que De la Rúa no pudo ser ajeno al proceso de coimas. Álvarez actualmente reside en Montevideo, Uruguay, donde ocupa el cargo de secretario general de la Asociación Latinoamérica de Integración (Aladi), para el que fue propuesto por el gobierno nacional.


Comentarios


Coimas en el Senado: el turno de “Chacho”