Colas de 600 metros a un lado y otro del puente sobre el Curruhué

José Cusit

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- Estatales de esta ciudad y de la vecina San Martín confluyeron sobre la ruta 234 a la altura del puente del río Curruhué, donde por cuatro horas apostaron un piquete con quema de cubiertas y entrega de volantes. La modalidad consistió en un corte total de cuatro horas, liberando el paso al tránsito por espacio de 20 minutos al mediodía, para retomar el bloqueo nuevamente hasta las 14. A esa hora y luego de una asamblea, la medida quedó suspendida a la espera de lo que resuelva el plenario provincial de delegados. Largas columnas de vehículos quedaron a un lado y otro del bloqueo, a la espera del paso, con evidentes muestras de malestar por parte de automovilistas y pasajeros. La medida de fuerza sobre la ruta involucró a unas 200 personas, con pancartas y quema de cubiertas a cuatro kilómetros al sur del acceso principal a Junín de los Andes, sobre el puente del Curruhué, que es un punto estratégico ya que constituye el único paso vehicular posible entre esta localidad y la vecina San Martín. En efecto, la única forma de sortear un piquete es vadeando el río, lo cual constituye una maniobra de riesgo y sólo apta para vehículos acondicionados y del tipo 4x4. Varios turistas que habían cumplido con una semana de vacaciones en San Martín, se mostraron indignados se preguntaron por qué no actuaba la Policía y la Justicia. Fuentes consultadas por este diario indicaron que la Fiscalía jurisdiccional había solicitado a la Policía que actuase ante la consumación de un delito. La medida se inició poco después de las 10 con estatales provinciales afiliados a ATE provenientes de diversas reparticiones públicas con oficinas en ambas localidades. Como se apuntó, cada dos horas decidieron abrir el paso al tránsito por unos minutos, en el marco de protestas similares en otros puntos de la provincia. En este caso, la asamblea resolvió la entrega de volantes para difundir los alcances de sus demandas entre los atribulados automovilistas que aguardaban su turno para cruzar. Cerca del mediodía y de las 14, alternativamente, las colas a un lado y otro alcanzaron los 600 metros. Entre sus reclamos, contenidos en los panfletos, los afiliados a ATE exigen el “cumplimiento de lo acuerdos y blanqueos salariales”, a la vez que se manifiesta “en defensa del Instituto de Seguridad Social del Neuquén, contra el vaciamiento del ministerio de Desarrollo Territorial, dirección de Bosques Nativos, EPAS y EPEN.


Comentarios


Colas de 600 metros a un lado y otro del puente sobre el Curruhué