Colombia se olvidó de Colombia



¿Qué habrá sentido, el martes por la noche, Carlos “El Pibe” Valderrama mientras veía jugar a la selección de Colombia? ¿Y Maturana? ¿Y el “Bolillo” Gómez? ¿Y Valencia, Asprilla, Leonel Alvarez, Freddy Rincón… ?

Ayer Colombia pisoteó su propia historia futbolística porque quiso jugar un fútbol que no siente ni sabe hacer: destructivo, defensivo, el de la pelota lejos de sus pies. Y perdió por goleada.

Tras la derrota fea ante Argentina, el martes, ningún diario colombiano se acordó de Maturana y su fútbol. Ni siquiera de su último gran ídolo, Valderrama. Al contario.

La opinión de Alejandro Torres, del diario El Tiempo, de Bogotá se tituló “Derrota sí; tragedia no” y apuesta por continuar con el poco riesgo ofensivo, los ocho hombres en defensa y la nula creatividad.

Mientras que Alfonso Ospina Torres, de “El Mundo” se titula “Le debemos mucho a Rueda”. Allí dice “A Reinaldo Rueda (DT de la selección) le tocaba revivir el muerto. Y contra el escepticismo de casi todos nosotros, lo está haciendo”. Esto fue escrito antes del derrota con Argentina. Sin embargo el resultado no los conmovió.

Quizás hartos de tanto fútbol bonito, pero pobre en resultados a nivel internacional, los colombianos decidieron apostar al pragmatismo de moda. Pero les salió muy mal.

Fue triste lo de Colombia el martes, ante Argentina. Cayó goleada vistiendo un traje que no es el suyo. Su historia pisoteada para nada. (AR)

Nota asociada: Tevez, el fútbol con los pies y el corazón  


Comentarios


Colombia se olvidó de Colombia