Colón fue más práctico ante un pálido Rácing

La Academia sufrió su tercera caída de local.

]

BUENOS AIRES (DyN) - Colón le ganó merecidamente anoche por 3 a 1 a un pálido Rácing Club en el inicio de la octava fecha del torneo Clausura de primera división.

La nueva derrota de la "academia" -tercera de local- sepultó rápidamente la mejoría expuesta ante Central en la fecha pasada, en cambio para los santafesinos significó la reacción esperada luego de la derrota sufrida ante Talleres que los había dejado muy mal parados ante su gente.

El estado del campo de juego muy resbaladizo y la mediocridad de dos equipos que pugnan por salir de la anemia futbolística que los aqueja, fueron factores gravitantes para que el primer tiempo resultara un partido chato, sin relieve.

Rácing sólo contó con algunos chispazos de Monserrat, esta vez por la izquierda. Pero eso le alcanzó para aproximarse al área sabalera, nada más, porque en el rectángulo visitante no tuvo presencia. Rácing careció de un patrón de juego.

Colón, en cambio, tuvo una actitud más ambiciosa, porque Fuertes fue el que pareció adaptarse mejor al terreno, de todos modos muy solo, porque Biaggio no lo acompañó, ni tampoco ninguno de los volantes colonistas.

Para Colón hubo tres llegadas claras, la primera a los seis minutos cuando Fuertes elevó por muy poco una volea impresionante luego de una precisa habilitación de cabeza de Biaggio.

La segunda, a los 18, cuando Cáceres con una espectacular estirada alcanzó a desviar al córner un bombazo cruzado de Fuertes.

Y la tercera, a los 43, con Cáceres volando y sacando un tiro libre ejecutado muy bien por el uruguayo Delgado.

Tras el descanso, arrancaron igual, pero una contra iniciada por el uruguayo Delgado a los 6 minutos -precisa habilitación desde 35 metros- dejó a Fuertes en franca posición de ataque que el corpulento delantero aprovechó muy bien dejando desairado a Ubeda y cuando hacía lo mismo con el arquero éste no le quedó más remedio que cometerle una clara infracción.

El tiro penal fue ejecutado por Fuertes determinando la apertura del marcador poniendo algo de justicia.

Tres minutos más tarde, un tiro libre ejecutado por Delgado le sacó astillas al ángulo izquierdo de Cáceres y luego una espectacular palomita de Fuertes besó la base del palo derecho albiceleste.

Pero en la contra, el recién ingresado (Diego) Milito metió un derechazo desde fuera del área y el "vasquito" Irigoytía puso sus manos pero la pelota se le "escurrió" entre los guantes y terminó en el fondo de la red desatando el festejo contenido de la parcialidad racinguista.

El "blooper" del arquero colonista trajo un alivio pasajero en la Academia, pero el equipo santafesino siguió siendo más porque cada vez que entró Fuertes en escena armó un descalabro en la última línea local, además "apareció" Delgado en toda su dimensión.


Comentarios


Colón fue más práctico ante un pálido Rácing