COLOR: Zulemita desmiente un romance con Federico Sobisch



#

Zulemita brindó un costado frívolo en las elecciones.

BUENOS AIRES (ABA).- Menem y Sobisch no son novios, tal como lo afirmaba una versión. Son solo amigos. No se trata de Carlos y Jorge, por supuesto, sino de sus hijos, Zulemita y Federico, que iniciaron una relación amistosa en medio de los frecuentes contactos políticos que están llevando adelante el ex presidente riojano y el gobernador neuquino.

"Con Federico somos solo amigos, nada más, desmiento que sea mi novio", contó a "Río Negro" Zulemita Menem, entre risas, acostumbrada a responder por su vida privada a las revistas del corazón. "Es un chico bárbaro, nos conocimos porque estamos los dos en el mismo medio, la política, pero nada más. Lo juro: no es mi novio como están diciendo por ahí".

Menem y Sobisch (Zulemita y Federico) están en estos momentos acompañando a sus padres en sus diferentes actividades políticas. La hija del ex presidente fue en una jugada desesperada en la campaña electoral del riojano,

que buscó sin éxito alcanzar la gobernación de La Rioja por tercera vez. Zulemita acompañó a Carlos en diferentes actos en el interior de la provincia y ayudó a que éste se reconciliara y reconociera públicamente como su hijo legítimo a Carlos Nair Meza, ex integrante de Gran Hermano Famosos. Carlitos también participó de la campaña electoral riojana.

Federico Sobisch, a su vez, se transformó en uno de los principales operadores políticos de su padre. Es el presidente del Movimiento de Provincias Unidas, el partido de su padre y mantiene reuniones con distintos dirigentes en la Capital Federal. Federico estudió Ciencias Políticas en el extranjero y se ganó el respeto de algunos aliados de su padre, como Jorge Asís y Miguel Angel Toma, con quienes mantiene una relación fluida.

En medio de los frecuentes encuentros políticos entre sus padres, Zulemita y Federico iniciaron una amistad que ahora sirve de nexo entre Carlos y Jorge.

 

NICOLAS WIÑAZKI


Comentarios


COLOR: Zulemita desmiente un romance con Federico Sobisch