Colorido y muy ordenado



• Rituales. El folclore típico en los actos del PJ estuvo casi completo. El comienzo se demoró y las pantallas llenaron el bache con videos de Néstor Kirchner y de un muy aplaudido Carlos Soria. Los bombos no pararon de sonar, en la puerta del gimnasio humearon los choripanes y casi todos los militantes exhibían remera de sus agrupaciones. • Seguridad. En un operativo tal vez exagerado, se interrumpió el tránsito en un extenso tramo de Brown, por donde las columnas se acercaron ordenadamente al gimnasio. Los espacios estaban acordados, así como la lista de oradores, que incluyó a los legisladores César Miguel y Pedro Pesatti y el ministro Ernesto Paillalef, además de Soria, Peralta y Weretilneck. • Espacios. Antes de comenzar eran numerosos los legisladores, diputados y funcionarios que se apostaron al pie de la escalera de acceso al palco. A medida que fueron anunciados subían a la tarima donde había numerosas sillas, que así y todo no alcanzaron. Finalmente las retiraron y la consigna fue “todo el mundo de pie”.


Comentarios


Colorido y muy ordenado