Desafíos responsables para los municipios turísticos

10 sep 2018 - 00:00

Las municipalidades tienen una gran responsabilidad en lo que se refiere al turismo en sus jurisdicciones. Así lo deben entender sus autoridades, quienes además de otorgarle la importancia que tiene esta actividad, deben mantener un permanente diálogo y un accionar coordinado con el sector privado.

La afluencia de visitantes convierte a las comunas en microeconomías urbanas donde tienen un rol trascendente las empresas prestadoras de servicios turísticos y los pequeños emprendimientos.

El turismo adquiere cada vez mayor importancia por su naturaleza dinámica, descentralizadora, que genera inclusión social merced a la creación de fuentes de empleo de calidad .

Deben jerarquizarse los organismos municipales del sector, con adecuados presupuestos y apoyar el fomento y el desarrollo del turismo en las jurisdicciones de cada localidad.

El reconocido especialista internacional Miguel Acerenza opina que se debe tener presente que “el desarrollo sostenible del turismo está basado en criterios de sostenibilidad y que es con base en dichos criterios que deben establecerse los principios rectores del turismo en los territorios locales o municipales”.

El profesional, con una destacada trayectoria en la Organización Mundial del Turismo y el Banco Mundial, ha fijado principios básicos que deben regir la política municipal del turismo.

Éstos son: satisfacer las necesidades quienes llegan al municipio por motivos vacacionales, sean nacionales o extranjeros; contribuir a la mejora de las condiciones de vida de la población local; preservar el legado histórico cultural y los elementos, actividades y tradiciones de la comunidad receptora; asegurar la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales en los lugares donde tienen lugar las actividades turísticas y recreacionales; mantener la sostenibilidad económica de la actividad turística, de manera que sustente la rentabilidad económica del turismo local, impulse las actividades económicas relacionadas y favorezca el desarrollo local, beneficiando así a todos en forma justa y equitativa.

Gastón Burlón, Secretario de Turismo de la Municipalidad de San Carlos de Bariloche, uno de los principales destinos turísticos internacionales de la Argentina, considera “fundamental para un municipio turístico el trabajo mancomunado con el sector privado y de esta manera se concuerda desde la promoción del destino hasta el planeamiento”.

Al respecto sostuvo que en Bariloche “tenemos varios organismos que funcionan de esta manera y el ejemplo más claro y que fue pionero a nivel país es el Emprotur, un ente mixto de promoción turística, donde un consejo asesor y directorio mixto, conforman un plan de acciones de promoción del destino que es llevado adelante durante el año por equipos técnicos”.

Este joven funcionario que lleva en sus venas el turismo –su padre, Daniel Burlón, erigió primero en Bariloche y después en Buenos Aires una empresa receptiva, fue directivo nacional de la entidad que nuclea a los agentes de viajes y en la actualidad dirige la mutual argentina de los empresarios del turismo- también señala que “otro ejemplo es la comisión de Ecotasa, donde entre privados y públicos se decide qué obras de infraestructura turística se realizan con este aporte de los turistas”.

También pone de manifiesto que “otro caso es la comisión mixta –donde participan los sectores oficial y privado- de festejos, encargada de realizar por ejemplo la Fiesta Nacional de la Nieve”.

Otro experimentado funcionario con antecedentes en la gestión municipal turística, Gustavo Malek, subsecretario de Turismo de Viedma y exdirector de Turismo de Patagones, y en la actividad privada como agente de viajes y a partir de 1997 ingresó a Skal –la entidad de los profesionales del turismo a nivel internacional. Nos señala que “desde hace años se está trabajando en la capital provincial como política de estado el posicionar a este hermoso lugar dentro de las opciones turísticas que ofrece la Patagonia. Junto a Carmen de Patagones, se está trabajando en forma aunada bajo la consigna Comarca Turística Viedma-Patagones”.

Destacó que “desde aproximadamente tres años el municipio incorporó a su territorio un frente marítimo de unos 130 kilómetros, los cuales constituyen un gran potencial a desarrollar desde el punto de vista del turismo y la inversión”. En otro orden manifiesta que actualmente “cuenta con un gran abanico de opciones para los visitantes, es así que su marca turística es Viedma, Patagonia Diversa, ya que nuestra marca se apoya en un nivel internacional como es la Patagonia”.

Los gobiernos comunales deben considerar al turismo como una actividad relevante de la gestión. De esa forma, responsablemente, se lograrán los objetivos de un pleno desarrollo turístico, complementando esas acciones con los ámbitos oficiales -regionales y nacionales- y con los sectores privados de la actividad.

Deben jerarquizarse los organismos municipales del sector, con adecuado presupuesto, y apoyar el desarrollo del turismo local en forma coordinada con el sector privado.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.