Sobre región y regionalización (VIII)

Por Héctor Pérez Morando

07 ene 2003 - 00:00

En las notas VI y VII publicadas en este diario nos hemos referido a varios aspectos de este fallido y llamativo intento de modificar límites de los territorios del Neuquén y del Río Negro, anexando los departamentos General Roca y El Cuy del último al Neuquén. Llegó el año 1918, continuaba Eduardo Elordi gobernando el Neuquén, pero en Río Negro estaba como interino Carlos Evrat (h) y era presidente de la Nación Hipólito Yrigoyen. Hemos explicado anteriormente que los jueces letrados de ambos territorios fueron el gran escollo, en cuanto a jurisdicciones regionales, que no pudo vencer el decreto y proyecto de ley de 1916. Es indudable que hubo problemas en la aplicación del decreto nacional y algunos autores expresan -no sabemos si producto de incompleta investigación o simple copia de otros autores dedicados a historia patagónica- que el presidente Yrigoyen, también por otro decreto del 20/5/1918 dejó sin efecto dicha anexión territorial y sus afines. Así, como se dice en varios escritos históricos, hasta la fecha no hemos hallado el famoso decreto y menos firmado por el entonces presidente. Tampoco aparece publicado en el Boletín Oficial de 1918. Seguimos investigando y abrigamos la esperanza de que si existió, alguien nos lo indique con nuestro anticipado agradecimiento y de los lectores y estudiosos que vendrán. Seguidamente comentamos algo llamativo relacionado con el tema.

En nota del 22/5/1918, Alfredo Espeche de "Contabilidad", Ministerio del Interior, comunicaba "Al señor Gobernador del Territorio Nacional del Río Negro" (sin nombrarlo) que le adjuntaba "copia legalizada del decreto dictado por el Poder Ejecutivo con fecha 20 del corriente, relativo a la anexión de los Departamentos "General Roca" y "El Cuy" de esa gobernación". Y agregaba seguidamente: "Como dicha anexión no ha tenido sanción del H. Congreso, queda de hecho sin efecto". Y "En consecuencia, V. S. deberá ponerse de acuerdo con el señor gobernador del Neuquén a fin de recibir el personal y demás efectos que fueron entregados por esa Gobernación en la oportunidad". El 2 de mayo siguiente el gobernador rionegrino, con la firma del secretario tesorero Fernando F. Soler, ordenaba al inspector de Policía Moffat recibir "los departamentos de Roca y El Cuy, con todo el personal y demás efectos que le fueron entregados oportunamente". Tres sellos cuadrados y uno ovalado completaban el burocrático documento escrito a máquina y el "tomado y tome nota" blandían la seriedad de la decisión nacional. Pero aquí viene lo llamativo. El citado decreto de "Mayo 20 de 1918" -del cual tenemos copia- no estaba firmado por Yrigoyen, sino por el vicepresidente del Senado Dr. Pelagio B. Luna -en ejercicio del P. E.- y por el ministro del Interior Dr. Ramón Gómez. Consideramos de interés su transcripción. Decía así: "No habiendo obtenido hasta la fecha ninguna sanción del H. Congreso la anexión solicitada de los Departamentos "General Roca" y "El Cuy" de la gobernación del Río Negro actualmente bajo la dependencia de la del Neuquén por decreto de fecha 29 de abril de 1916 y siendo de equidad y justicia proceder al pago de los haberes del personal de la primera de las Gobernaciones citadas cuya liquidación se hace por intermedio de la del Neuquén, el Poder Ejecutivo de la Nación decreta: Art. 1º La Contaduría General de la Nación procederá a liquidar durante los meses de abril y mayo del corriente año, en la misma forma en que se ha hecho hasta el mes de marzo inclusive, los sueldos del personal superior y subalterno de la Gobernación del Río Negro, anexado a la del Neuquén". (sic). Art. 2. de forma.

Volvemos a lo dicho anteriormente: no hemos hallado hasta el presente el decreto (20/5/1918) que concretamente dejara sin efecto la anexión y presuntamente firmara Yrigoyen o durante el gobierno del nombrado como citan algunos autores y sí el transcripto precedentemente, coincidentemente con igual fecha. ¿Que el Congreso de la Nación no haya tratado el proyecto de ley en base al decreto del 29/4/1916 y los considerandos del mismo equivalía a dejarlo sin efecto? ¿O faltó otro decreto anulando la anexión en forma clara y terminante? ¿Existió? ¿Dónde está? Si no fuera así, nos preguntamos con el lector o investigador sobre el problema que podría presentarse después de más de ochenta años…

El gobernador neuquino Eduardo Elordi en nota manuscrita del 8/6/1918 comunicaba a su similar rionegrino que por acta del día anterior había "entregado al Comisario Inspector Don Héctor Moffat… los Departamentos de General Roca y El Cuy que estuvieron anexados al Neuquén por decreto de fecha 29 de abril de 1916". Por Neuquén firmó el inspector Francisco Caprara "accidentalmente a cargo de la Jefatura de Policía". Junto con la topografía de los dos departamentos se devolvieron "la subcomisaría de Mencué con la existencia de bienes muebles, inmuebles y semo-vientes de propiedad del Estado… y el siguiente personal comisarios Don Fermín R. Cuesta, Sijifredo Barreiro, Pablo Schmied, Miguel C. Molinuevo y subcomisario Francisco Serrano, estos últimos no incorporados… con cuatro sargentos, cinco cabos y cincuenta y cuatro gendarmes".

En nota editorial del 30/5/1918 el entonces quincenario "Río Negro" opinaba "que la medida adoptada por el gobierno ha causado la mejor impresión en la colonia, desde que ha venido a modificar un estado de cosas enteramente perjudicial en el orden administrativo judicial del territorio". Y tras exponer los problemas que se habían presentado en la práctica "que, más tarde, bajo el imperio de la ley no pudieron eludirse, antes al contrario, vinieron a reagravarse por cuanto era necesario para los procesados ir primeramente a Neuquén y de ahí recién pasar a Viedma" sostenía la publicación "que debiera establecerse un juzgado Letra con asiento en esta colonia (General Roca)… punto equidistante entre Viedma y la región de los lagos" y en nota del 20/6/1918 la tituló "Proyecto archivado". También el periódico "La Nueva Era" (Carmen del Patagones-Viedma) en la edición 834 del domingo 2/6/1918 se refirió al tema y en la siguiente del domingo 9 publicó una carta "desde General Roca" diciendo que "No podía causar mejor impresión en esta localidad, el decreto del Poder Ejecutivo Nacional, dejando sin efecto el de anexión de los departamentos de El Cuy y Roca al territorio del Neuquén", considerándola "una medida extemporánea". Y aunque hay más, así terminó el proyecto modificatorio de los límites del Río Negro y del Neuquén. La "región" norpatagónica siguió viviendo su vida territorial según la ley 1.532 de 1894.

Bibliografía principal: Diario Sesiones Congreso de la Nación. Archivos diario "Río Negro", Históricos Carmen de Patagones y provincia del Río Negro. Expedientes varios. Entraigas, R. Río Negro, 1970. Vapnarsky, C. Pueblos, 1983. Oreja, P. F. Leyendas, 1974. Pérez Morando, H. Varios. Laría, S. C. Evolución, 1965 y otros.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.