Comarsa no deja el Parque Industrial

La empresa de remediación asegura que el Ejecutivo desinfló el “Ecoparque”. Directivos de la compañía fueron a la Legislatura y dijeron que no tienen dónde ir.



1
#

Una planta resistida. Las instalaciones de Comarsa son objeto de críticas de los vecinos del PI.(Foto: MATÍAS SUBAT )

2
#

Rechazo. Directivos de la firma negaron enfermedades derivadas. (Foto: Leonardo Petricio )

“Acá hay una inquietud con la gente que vive aledaña a la planta, que quiere que Comarsa detenga su actividad y se traslade. No le damos la espalda a eso, lo que no tenemos realmente es sitio a dónde ir”. La respuesta de Héctor Basilotta, director de Comarsa, resume la exposición que ayer brindó a los diputados de la comisión de Medio Ambiente.

El “Ecoparque” que iba a crear la provincia se “desinfló” y el predio de 20 hectáreas que la empresa tiene en Añelo no cumple el requisito de ocho kilómetros de “zona de exclusión” que pide el decreto 2263 del 2015. “Es difícil poner un plazo cuando no hay destino”, dijo ayer Basilotta, para dar a entender a los legisladores que la firma aún no presentó su plan de cierre definitivo.

“Daba por hecho que eso ya estaba presentado. Me preocupa escuchar que piensen que no debían traerlo”, dijo el diputado Santiago Nogueira, quien insistió en que se haga pública la documentación.

Luis Sapag (MPN) pidió detalles acerca de qué cantidad de material tiene actualmente la planta para procesar, de manera de saber cuánto tiempo demoraría la mudanza. Luego de rodear varias veces la pregunta, finalmente los directivos de Comarsa estimaron que, al día de la fecha, serían entre 100.000 y 150.000 metros cúbicos que tratan.

En la comisión también participó el subsecretario de Ambiente, Ricardo Esquivel, trabajadores de la planta y vecinos que solicitan su traslado.

Basilotta aseguró que “Comarsa no contamina” y acusó a Indarsa de haber impulsado “denuncias falsas, manipulando gente” para hacer competencia desleal.

P- ¿Cuál es el nudo de la cuestión, la tierra o los tiempos?

R- Comarsa tiene en su proyección de crecimiento la posibilidad de trasladar la actividad a Añelo, que es donde se generan los residuos. Hace dos años hicimos una inversión genuina y no tuvimos la oportunidad de instalarnos en Añelo. Idas y vueltas, ordenanzas y decretos, nos paralizaron.

P- ¿De quién es la responsabilidad?

R- Creo que de la provincia. Había resuelto un Ecoparque que finalmente no fue y parecería que están a la búsqueda de otro sitio. Pero, mientras tanto, era casi una salida y una solución nuestras propias tierras porque allí ya hay tratadoras.

El “Ecoparque”, cada vez más lejos

La reserva de 1.800 hectáreas en la zona de Añelo para la creación de un “Ecoparque” fue anunciada el año pasado, aún durante la gestión de Jorge Sapag, como una solución viable para las empresas que tratan residuos peligrosos de la industria petrolera.

El objetivo era sacarlas de las zonas pobladas y poner fin a los inconvenientes que sufren quienes viven en los barrios aledaños a la actividad. El área todavía no cuenta con estudios de impacto ambiental, mucho menos con infraestructura.

El decreto 2263/15 que le dio creación estableció que las empresas de residuos petroleros Comarsa e Indarsa debían mudarse en el plazo de un año.


Temas

Neuquén

Comentarios


Comarsa no deja el Parque Industrial