Comenzaron los "escraches" en las marchas de los domingos



CIPOLLETTI .- Las marchas que realizan todos los domingos los padres de las chicas asesinadas en el '97 serán distintas. Ayer inauguraron una nueva metodología, "el escrache" y es posible que en pocas semanas más las movilizaciones se realicen una vez por mes, cerca de las fecha en que aparecieron muertas María Emilia, Paula y Verónica.

"Hasta ahora hemos tenido mucha paciencia, pero realmente estamos muy cansados", dijo anoche Ulises González.

La movilización comenzó a la hora prevista, pero a las pocas cuadras de iniciada la marcha, los padres y los integrantes de la comisión de apoyo realizaron un "escrache". Esta vez le tocó a la empresa de taxis que sería propiedad de la familia del exsubcomisario Luis Seguel. Allí Mari Mella, familiar de las hermanas González, leyó un documento en el que declararon "persona no grata" al exoficial de la policía rionegrina. Luego la marcha continuó su camino habitual. Pero al llegar a la comisaría Cuarta, los manifestantes endurecieron la protesta: no sólo pegaron carteles y tiraron huevos, sino que además arrojaron a la puerta de hierro un líquido viscoso, parecido al aceite quemado, para luego prenderle fuego con papeles.

En la plaza San Martín, Ulises González explicó los cambios que vendrán en las protestas. Dijo por ejemplo que los "escraches" continuarán y quizás con más virulencia; precisó que existen posibilidades que las marchas de los domingos se realicen una vez por mes y destacó que buscarán el apoyo de diversas instituciones para profundizar el reclamo.


Comentarios


Comenzaron los "escraches" en las marchas de los domingos