Comenzó el debate por un homicidio en Bariloche

Patricio Nieves mató a Rubén Olmos en octubre del 2011



#

Toncek Arko

Tanto Nieves (en primer plano) como Olmos estaban borrachos al momento de la fatal discusión.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El imputado aceptó declarar en la primera jornada del juicio oral por el homicidio de Rubén Olmos y relató aspectos del suceso ocurridos antes y después de la pelea, pero insistió en que estaba borracho y no recordaba cómo reaccionó ante la agresión de la víctima. Los testigos coincidieron al considerar a ambos protagonistas ebrios, pero también vieron cómo el acusado le pegaba patadas en la parte superior del cuerpo cuando la víctima estaba caída. El hecho ocurrió a las 7 del 9 de octubre de 2011 sobre la calle Rolando, entre Mitre y Moreno, en el exterior del local nocturno “Interview”, cuando después de una discusión, Patricio Aníbal Nieves (28) habría golpeado en la cabeza hasta provocarle mortales lesiones a Olmos, quien sufrió una fractura de maxilar y otra del hueso occipital, además de un importante daño en los pulmones. Los profesionales del Hospital Zonal establecieron que el paciente presentaba lesiones que lo dejaron en estado vegetativo y le produjeron la muerte dos días después. La acusación consideró probado que el procesado golpeó a la víctima y provocó su caída al piso en estado de inconsciencia, boca abajo, y aprovechó que no podía defenderse para aplicarle al menos dos puntapiés en la cabeza. Nieves se abstuvo de declarar en dos ocasiones, pero ayer dijo que esa noche había bebido y estaba ebrio cuando una persona comenzó a insultarlo y provocarlo y lo golpeó en la boca. Sabe que reaccionó ante esa agresión y “se agarraron”, pero no recuerda nada más, hasta que una persona lo tomó del brazo y le dijo “Andate, ya fue”. “Pelea de chicos, a los manotazos” Un testigo observó desde cierta distancia cómo cayó la víctima, y cómo el otro le pegó una patada en el cuello, la cabeza o la parte superior del cuerpo, sin que el caído reaccionara. Otra testigo, definió la pelea como “de chicos, a los manotazos”, y le pareció que estaban “muy ebrios los dos”. Vio cómo la víctima cayó y al otro pegarle patadas “de la cintura para arriba” y desde atrás. Una amiga de esta testigo fue más precisa y dijo que vio cómo el agresor le pegó una o dos patadas en la nuca a la víctima cuando estaba caída. El tribunal suspendió el debate hasta esta mañana, porque manifestó especial interés en escuchar el testimonio de un vendedor de hamburguesas que esa mañana atendió a los protagonistas del suceso y, aunque no observó el momento de la pelea, presenció la discusión inicial e intervino para retirar del lugar al acusado cuando Olmos estaba inconsciente.


Comentarios


Comenzó el debate por un homicidio en Bariloche