Comenzó el minué



Abundan los que señalan que es prematuro hablar de candidaturas.

Especialmente cuando de la de gobernador se trata.

Pero definiéndose desde una contradicción, estalla una realidad: cuando se habla del tema, en aquel espacio se debate con tanta o más avidez que entre quienes creen que sí, que ya hay que hablar de elegido.

Al menos hoy en el radicalismo existe un convencimiento inercial: Miguel Saiz irá por la reelección.

- ¡Pablo ya lo bendijo! -se dice desde el jueves a la noche, cuando en Viedma el ex gobernador, ante más de 2.000 correligionarios, sentenció con fervor que su hijo político debe ir por la reelección.

Pero sucede que entre los radicales la palabra de Verani tiene un denso expediente cuya lectura aconseja no comprarla.

Y de ese convencimiento participa el peronismo cuando pispea la vida de su coloso adversario.

- ¡El candidato será Pablo! -dicen los justicialistas avalados por mil razones que imaginan perennes.

Y se ratificarían en esa opinión con entusiasmo si escucharan lo que ayer dijo un ex ministro de la administración Verani:

- ¿Pablo? ¿Que no piense en volver? ¡No, infantilismo, no! -le dijo a este diario sin abonar ninguna duda.

Saiz, en tanto, fiel a ese regular su protagonismo en aquello que le importa pero elude, calla.

Y en el peronismo, la imaginación marcha con más aleteo de interna para definir la candidatura a gobernador.

Hoy, Carlos Soria machaca que tiene la decisión de probarse de nuevo.

Pero mira a ambos laterales y encuentra a Miguel Pichetto, un hombre que lo supera en instalación en el conjunto del partido.

Y el viernes Pichetto advirtió a Soria:

- Carlos, yo voy por todo -le dijo en Roca.

Horas antes, en un lugar de Viedma apropiado para conspiraciones simultáneas, el bar "La Plaza", el gobernador del Chubut deslizó una confesión del presidente Néstor Kirchner.

- En Comodoro me dijo que el PJ debe recuperar Tierra del Fuego y Río Negro, y que para ese logro aquí hay que apuntalar a Pichetto.

Luego Das Neves calló.

Era bocado suficiente para una interna que no es la suya.

Nota asociada: Río Negro: La UCR y el PJ se miden acicateados por urnas  

Nota asociada: Río Negro: La UCR y el PJ se miden acicateados por urnas  


Comentarios


Comenzó el minué