Comenzó la temporada de caza menor en Neuquén

Para la zona norte de la provincia esta actividad se convierte en una importante fuente de ingresos para paliar el difícil momento económico que enfrentan los pobladores del lugar.



CHOS MALAL (ACHM).-Ayer se habilitó en la provincia del Neuquén la “Temporada de Caza Menor, Comercial, Deportiva y Control de Plaga Año 2002”.

En el caso de la zona norte la caza de liebres y conejos constituye una alternativa económica para muchas familias que se dedican a la actividad.

El año pasado ingresaron en la temporada medio millón de pesos.

Habilitar la temporada de caza resulta necesario para proteger las actividades productivas, agrícolas, ganaderas y silviculturales con respecto a ejemplares de especies de fauna silvestre que son dañinos o perjudiciales no sólo para las mismas, sino también para ambientes naturales.

Según lo informado por Jorge González, delegado de Guardafaunas de la Zona Norte, para esta temporada el costo de los permisos de caza menor deportiva serán de 50 pesos, para caza menor comercial 30 para no residentes en la provincia, y sin cargo para los cazadores residentes.

En el caso de las guías de traslado de reses de fauna silvestre serán de 0,20 centavos fuera del territorio provincial por ejemplar y para movimiento interprovincial sólo con el permiso de caza menor comercial.

Al igual que en temporadas anteriores las Areas Naturales Protegidas de la Provincia, esto es Copahue-Caviahue, Tromen, Lagunas de Epulaufquen, Cañada Molina, Sistema Domuyo, Chañy y Batea Mahuida, Auca Mahuida y El Mangrullo son zona de absoluta veda para la práctica de la caza menor, en sus modalidades deportiva y comercial.

En el caso puntual de la caza menor deportiva la temporada se extenderá hasta el 31 de julio y comprenderá las especies de martineta copetona; patos overo, barcino y maicero; cauquén común, cabecigris; codorniz de California; liebre europea; conejo europeo y zorros tanto colorado como gris.

Para este tipo de caza la comercialización de los productos está prohibida.

La temporada de caza menor comercial en cambio finalizará el 15 de agosto de este año para liebre europea, conejo europeo, zorro colorado y gris.

La liebre europea podrá además ser capturada viva para su exportación, pero para ello se debe contar con la autorización escrita de la autoridad de aplicación.

En cuanto a la caza de zorro se deberán utilizar trampas que minimicen o eviten el sufrimiento de los animales capturados.

Las pieles serán precintadas para lo cual se suministrarán hasta 50 precintos por cazador al momento de solicitar el permiso de caza menor comercial.

Los precintos deberán colocarse a través de los dos orificios de los ojos o en su defecto en los oídos.

Las pieles que no se encuentran con precinto serán consideradas ilegales y no podrán ser transportadas, comercializadas ni acopiadas.

Quienes se dediquen a la caza comercial deberán presentar autorización escrita de los propietarios u ocupantes legales de los predios donde se concretará la actividad.

En los departamentos Ñorquín, Loncopue, Picunches, Zapala, Aluminé, Catan Lil, Huiliches, Collón Curá, Lacar y Los Lagos los cazadores deberán reportarse a la dependencia policial donde quedará constancia de los integrantes del grupo y de los lugares donde desarrollarán la actividad.

Por su parte la caza menor para control se prolongará hasta el 30 de abril del año próximo y sólo podrá ser practicada por los propietarios u ocupantes legales de los predios y es requisito la tenencia del permiso de caza menor.

La caza menor para control se podrá concretar con especies tales como la liebre y el conejo europeo, los zorros colorado y gris, además del visón americano.

Sólo pueden ser comercializadas las pieles de zorro y está expresamente prohibida la comercialización de las restante especies.

El inicio de la temporada de caza se convierte es un aliciente para las familias del norte neuquino, que viven en esta época del año de esta actividad que el año pasado reportó importantes beneficios, dado que ingresaron a la zona medio millón de pesos según lo apuntado.

Importancia para el fisco

Pero la caza no sólo se convirtió en una alternativa económica de importancia para los pobladores del norte neuquino, sino también para Rentas de la Provincia, donde ingresaron casi 23 mil pesos.

En el norte neuquino la temporada resultó más que fructífera, dado que se cazaron 120 mil liebres.

González informó además que hay una barraca en Chos Malal interesada en comprar pieles de conejo y también de zorro, por lo que se solicitó al director regional Zona Norte, Aníbal Giustozzi, el envío de los correspondiente precintos.


Comentarios


Comenzó la temporada de caza menor en Neuquén