Comerciantes se oponen a otro híper en Viedma

La Cámara que los nuclea manifestó el rechazo luego de que el intendente anunciara la apertura de una nueva gran superficie comercial en la ciudad



#

Este sería el local en el que abriría la nueva boca de expendio.(Foto: pablo leguizamon )

La Cámara de Comercio, Industria, Producción y Turismo de esta capital salió al cruce de la inminente radicación de una nueva gran superficie comercial alegando que “constituye un ataque directo al pequeño comerciante local, e incidirá en el cierre de muchos de ellos”.

Consideró que “los beneficios que aparentemente trae aparejada no son en realidad tales, en tanto que su actividad provoca una transferencia de recursos hacia economías de otros lugares”.

De esta manera, la Cámara cuestionó el anuncio efectuado días atrás al intendente José Luis Foulkes cuando dijo que la cadena Cooperativa Obrera, Cooperativa de Patagones y el frigorífico Fridevi, instalarán una nueva boca de expendio en pleno centro de la capital rionegrina.

La conducción de la Cámara, que ejerce Agustín Moggio, planteó su rechazo a esa radicación en virtud de que sobre una población de 100.000 habitantes -incluyendo a Patagones- las actuales 13 grandes superficies (entre bocas de expendio de alimentos y artículos del hogar) “superan largamente la relación que debe existir entre la cantidad de población y las grandes superficies, precisamente, para no romper el necesario equilibrio apuntado”.

En cuanto a que estas radicaciones son una posibilidad para que los consumidores puedan comparar precios y además que se las tome como generadoras de fuentes de trabajo, Moggio señaló que “ese es el principal engaño”. “Ellos llegan con la promesa de otorgar determinada cantidad de puestos de trabajo, y si bien al principio la cumplen, a los tres meses, cuando se vence el período de prueba, despiden a un alto porcentaje”.

Insistió por otra parte, que se ha demostrado que por cada puesto que generan caen entre cinco y seis a su alrededor, y “esto es así porque no solo cierra el almacén de barrio, que tenía un empleado o dos, sino además el proveedor que trabaja con ellos” con lo cual “se ve afectada toda la cadena de comercialización”.

Moggio trasladó la responsabilidad a las autoridades municipales sosteniendo que el gobierno de turno “favorece la instalación de este tipo de emprendimientos, otorgándoles inclusive excepciones al código urbano, lo que no le permite al habitante común”.

La entidad empresarial solicitó “a las autoridades que no se apresuren en aprobar esta instalación, sin la realización previa de un profundo estudio y de consultar a sectores vinculados”.


Temas

Río Negro

Comentarios


Comerciantes se oponen a otro híper en Viedma