Comercios de Viedma no logran mejorar sus ventas

Una encuesta de la Cámara así lo indica. Sostienen que la situación es “muy difícil”.



#

Menos ventas, mayor costo fiscal, subas de alquileres, todo conjuga para complicar al comercio capitalino. Marcelo Ochoa

RÍO NEGRO

VIEDMA (AV).- La Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción de esta capital ratificó el mal momento por el que atraviesa el sector tras evaluar los resultados de unas 200 encuestas realizadas en esta capital por segunda vez consecutiva en el año. Un 47% de los comerciantes consultados declaró haber sufrido caídas en la actividad.

El último informe difundido recientemente indica que a seis meses del primer relevamiento, realizado en mayo pasado, no ha variado significativamente el panorama para esta franja que cuenta con cerca de 2.000 locales.

El nuevo sondeo da cuenta que la crisis en la actividad se mantiene (así lo señaló el 87% de los comerciantes), y si bien ha habido una desaceleración en la merma en las ventas esa tendencia se mantiene elevada, y junto con otros factores (aumentos en los costos, alquileres y salarios, más la fuerte presión fiscal) retiene a la actividad “prisionera” de una “muy difícil situación”.

En la consulta, un 92% manifestó tener más dificultades que el año pasado para afrontar sus compromisos (contra el 88% informado en mayo). Un 32% renovó sus contratos de alquiler en el último año con un incremento promedio del 35% (contra el 38% declarado en mayo), un 43% dijo afrontar una mayor presión fiscal, tanto nacional, provincial como municipal (versus el 89% registrado en mayo). Respecto de este contratos se puso de manifiesto que tienen ajustes periódicos que promedian 15,25% de suba semestral.

Para el presidente de la entidad viedmense, Agustín Moggio, resulta “claro” que “seguimos en situación crítica por menores ventas”.

Observó -ante una consulta de “Río Negro”- que “algunos nos dieron como dato que en valores monetarios alcanzaron ventas del 30%, pero en el interanual se reflejó que vendieron la misma cantidad de unidades que el año pasado, ya que la inflación -calculada al mes del noviembre- en un año, fue del 30%”.

Cambio de temporada

El directivo planteó que la crisis se nota en los cambios de temporada, y determinará una bisagra entre enero y febrero. Argumentó que cada vez que se ingresa a una estación, algunos dejan el local dado que “no les alcanza para reponer el stock”.

En cuanto al impacto de los aumentos del convenio colectivo de trabajo, consigna que en el lapso que va de noviembre 2013 a noviembre 2014 hubo un incremento mayor al 48%.

En forma global, el 87% de los comerciantes de Viedma entiende que hay una crisis en la región (versus el 93% en mayo), y que la suba en los costos, a un ritmo que se le hace imposible equiparar con las ganancias, los expone a tomar medidas tendientes a reducir el gasto, que afectan inclusive al personal.

En la variación de las ventas, un 21% de los encuestados manifestó perdidas en las ventas de más del 30%, el 36% informó bajas de entre el 30% y el 5%, un 29% se ubicó en la franja de los que tuvieron caídas del 5% y un aumento del mismo porcentaje. Un 10 denunció subas de entre el 5 y 30%, sólo un 3% verificó subas en las ventas de más del 30%, y apenas un 1% de los comerciantes dijo no llevar registro de su propio movimiento.


Comentarios


Comercios de Viedma no logran mejorar sus ventas