Comercios y verano, un mix caótico para la calle El Chocón

El incremento del tránsito hacia la zona costera y la imprudencia de algunos automovilistas al ingresar a un centro comercial suman peligros a las calzadas del barrio Belgrano.

Pese a no estar en la zona céntrica y tener semáforos, dos puntos sobre calle El Chocón son un verdadero dolor de cabeza, en especial para los transeúntes. Uno es el cruce de Bahía Blanca, en donde funciona un centro comercial, y el otro sobre Linares, en donde, pese a la prohibición y los carteles que la recuerdan, cientos de autos giran diariamente en sentido prohibido.

En la calzada a la altura de Bahía Blanca se ubica uno de los sectores en los cuales debe circularse con mucha atención. Es que ahí se encuentra un centro comercial que, sobre las últimas horas de la tarde, tiene su mayor flujo vehicular.

La complicación se genera porque la traza es doble mano, por lo cual quienes circulan en sentido este-oeste al encontrarse del otro lado del ingreso esperan a que se libere un espacio para doblar, hacia la izquierda, a la entrada del supermercado.

“El problema es cuando se pone en rojo el semáforo porque el que viene por El Chocón hacia Río Negro quiere ingresar a la entrada del supermercado cuando está en verde, frena de golpe y ahí es cuando se arma el caos porque el otro viene con velocidad para cruzar el semáforo y tiene que frenar de golpe”, contó Aldo Fanello, un vecino que vive justo frente a la entrada del centro comercial.

Fanello explicó que cuando el semáforo está en rojo y los vehículos están en línea “esperan a que se largue el semáforo y que se arme un hueco, y doblan en U”.

Indicó que es frecuente que ocurra, sobre todo en horas pico en la tarde. “No está bien localizada la entrada de la cooperativa”, manifestó.

Por este motivo afirmó que ya se produjeron varios accidentes. Hace tres meses recordó que una Kangoo que maniobró para ingresar “se llevó puesto a un motociclista y entró con la moto y todo para adentro”.

Destacó que la presencia del local generó mayor movimiento y “dio una mano en darle mayor dinamismo a la zona”.

La otra intersección donde hay que movilizarse con mucha cautela es a la altura de Linares. Allí las imprudencias están a la orden del día, dado que muchos conductores que transitan por El Chocón doblan en ambos sentidos hacia Linares pese a no estar permitido. De hecho en la esquina hay un cartel que indica la prohibición de hacer esa maniobra.

“Doblan en lugares donde no pueden hacerlo. Hace un par de meses un auto giró hacia mano izquierda y chocó a un taxista, y le abolló la puerta”, relató Melisa Rodríguez, una vecina de la zona.

Es común escuchar bocinazos por autos que “doblan cuando no pueden hacerlo”. Aseguró que estos movimientos que no están permitidos en esa esquina son constantes. “Decí que no se circula a alta velocidad sino habría cualquier cantidad de accidentes”, sostuvo.

“Por Chocón, cuando quieren entrar al supermercado clavan los frenos hasta que haya un hueco y ahí es cuando se complica”,
marcó Aldo Fanello, un vecino que vive frente al centro comercial.
Una arteria que cambia de ritmo por la cercanía al río Limay.

El aumento de la temperatura en esta parte del año también eleva la presencia de neuquinos en calle Linares por su cercanía a las zonas balnearias.

Omar Scalora, un vecino que desde hace cuatro años tiene una verdulería en Linares y El Chocón, reveló que el ir y venir de las personas se “incrementa por la cercanía al Paseo de la Costa y al balneario”. Describió que el movimiento de los que se dirigen hacia los sitios de esparcimiento se hace más intenso desde el mediodía y alcanza su mayor actividad sobre la tarde.

El movimiento por esa vía no sólo se limita a automovilistas sino que incluye peatones y ciclistas. El camino por esta calzada es uno de los accesos principales para llegar hasta el balneario Albino Cotro, uno de los cuatro lugares habilitados para su uso recreativo.

En contrapartida, Mariela Villegas, empleada de una panadería en calle El Chocón y Bahía Blanca, a sólo unas cuadras de diferencia, observó que luego de las Fiestas y durante el verano se reduce el flujo de esa zona del barrio Belgrano.

“Es habitual el movimiento, salvo en invierno. Pero en esta época se incrementa por el Paseo de la Costa y el balneario”,
dijo Omar Scalora, el dueño de la verdulería ubicada en El Chocón y Linares.
“Andan a mil los autos, en eso falta un operativo para que fluya mejor. Acá circulan como si fuera tierra de nadie”,
contó Mariela Villegas, empleada de una panadería de la zona.
Neuquén

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.