Comienza una semana decisiva en la negociación con el Fondo 01-09-03

En caso de no cerrarse un acuerdo con el FMI, el 9 de setiembre la Argentina deberá pagar un vencimiento por 2.900 millones de dólares, que de no cancelarse podría hacer peligrar todo lo actuado hasta el momento y provocaría un



La negociación entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ingresará hoy en la última semana antes del crucial 9 de setiembre -día en el que vence un pago de 2.900 millones de dólares-, mientras se espera el arribo a Buenos Aires de una misión del organismo para cerrar los aspectos técnicos aún pendientes de resolución Luego de varios meses de discusiones ambas partes llegan a cuatro días hábiles (hoy es feriado en los Estados Unidos por la celebración del Día del Trabajo) de la fecha mencionada sin definiciones concretas, aumentando la incertidumbre Esas dudas alientan rumores sobre la posibilidad que en caso de no concretarse un acuerdo a tres años de plazo se acuerde un nuevo programa de transición por 12 meses En caso de no cerrarse un acuerdo con el FMI, el martes 9 de setiembre la Argentina debe pagar un vencimiento por 2.900 millones de dólares, que de no cancelarse podría hacer peligrar todo lo actuado hasta el momento y provocaría evidentemente un cambio en la posición argentina ante la comunidad económica internacional.

Pese a esta situación el Ministerio de Economía insiste en la que la negociación "se desarrolla dentro de un cronograma previsto" y con la intención de llegar al martes 9 con el acuerdo cerrado No obstante, y pese a que existen puntos económicos en disidencia, la negociación de

pende actualmente en buena parte de definiciones políticas La discusión central es cuál será el nivel de superávit primario que la Argentina deberá lograr en los próximos años para cumplir con el pago de los intereses de la deuda pública, y cuál será el cronograma que llevará adelante el Gobierno para ajustar las tarifas públicas El gobierno pretende que el ahorro fiscal no supere el 3 por ciento anual, mientras que el FMI quiere que ese nivel trepe hasta al menos 4 por ciento al finalizar el programa La delegación que llegará mañana a Buenos Aires tendrá por objetivo cerrar algunos puntos estrictamente técnicos, que no tienen mayor incidencia en la discusión final.

Por su parte, el economista José Luis Espert afirmó que "hay dificultades" para cerrar un acuerdo con el FMI, y consideró que "no es cien por ciento seguro su firma, es más probable que se firme" en el corto plazo "El Fondo no está en una posición muy cómoda como para no cerrar un acuerdo con la Argentina, por la presión del marketing político: no puede permitir que Brasil teniendo un acuerdo con el FMI esté en recesión, y que Argentina sin él, crezca", afirmó.

Para Espert, "hay dificultades para que se cierre el acuerdo. Particularmente en el tema de superávit primario, la renuencia del gobierno nacional para definir un cronograma de ajuste de tarifas, asumir una reforma impositiva y una nueva ley de coparticipación, y además la compensación a los bancos". (DyN)


Comentarios


Comienza una semana decisiva en la negociación con el Fondo 01-09-03