Comienzan las clases, con huelgas en 6 provincias

Cinco millones de niños no iniciarán por las protestas.Reclaman contra el ajuste y por la deuda salarial.



El ciclo lectivo 2002 se iniciará hoy en siete jurisdicciones del país, mientras en otras seis, incluida la provincia de Buenos Aires, se llevarán adelante medidas de fuerza para reclamar el pago de sueldos atrasados y rechazar recortes presupuestarios.

Por esta huelga, cinco millones de niños no empezarán hoy las clases, sobre un total de 6,5 millones, según las estimaciones de CTERA.

En Río Negro, el gobierno anunció para el 11 de este mes el reinicio de la actividad educativa, mientras que en Neuquén será el miércoles próximo, ya que ATEN propuso empezar con un paro de 48 horas.

Hoy volverán a clases los alumnos primarios de la ciudad de Buenos Aires, y los de todos los niveles de las provincias de Chubut, Formosa, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

Quienes decidieron que no habrá clases hoy son los docentes de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy y Tucumán, por ajustes en el sector educativo, deudas salariales y distintos reclamos particulares.

En Ushuaia, la capital fueguina, se hará el acto oficial de apertura del año escolar, que encabezarán el presidente Duhalde, y la ministra de Educación, Graciela Giannettasio. (Ver recuadro)

En el distrito porteño, el jefe de gobierno, Aníbal Ibarra, y el secretario de Educación, Daniel Filmus, darán inicio al ciclo lectivo para el nivel primario e inicial de la ciudad, que agrupa a 364.000 chicos, tanto en instituciones públicas como privadas.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, los tres principales gremios docentes, los estatales del SUTEBA y FEB y los privados del SADOP resolvieron que no iniciarán las clases.

Los maestros bonaerenses utilizarán las aulas para debatir con los padres la poda de 500 millones de pesos en el sector educativo que impulsa el gobernador Felipe Solá, y sus consecuencias en la pérdida de becas, subsidios y cupos para comedores y licencias. (Ver análisis)

En el marco del descontento, la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) aprobó apoyar las huelgas docentes provinciales en los inicios del 4 y el 11 de marzo, y unificar una medida nacional el 14 de este mes, en tanto la Unión Docentes Argentinos (UDA), respaldará los conflictos en cada jurisdicción.

También a nivel nacional, los privados del SADOP decidieron que en las provincias que inician hoy, harán actos de protesta por la “normalización del pago del incentivo docente y contra los recortes presupuestarios, el pago en “moneda vil” (bonos), la quita de licencias y el congelamiento de aportes a la enseñanza privada”.

La secretaria general de CTERA, Marta Maffei, estimó que éste será “peor que años anteriores, que ya vienen siendo malos”. (DYN y AR)

El presidente lanza el ciclo

RIO GRANDE.- El presidente Eduardo Duhalde llegó ayer a Tierra del Fuego, donde hoy inaugurará el Ciclo Lectivo 2002, y se instaló en una estancia de las afueras de esta ciudad, en la que disfrutó de la pesca de la trucha.

Duhalde arribó en el avión oficial Tango 01 acompañado por su esposa, Hilda González, y de inmediato se dirigió a la estancia María Behety, ubicada a pocos kilómetros de Río Grande.

El presidente presidirá el acto inaugural del ciclo lectivo 2002 desde la escuela provincial Nº3 Monseñor Fagnano.

Pasacalles con la leyenda “Fuerza presidente Duhalde” adornaban las principales esquinas de la capital fueguina, donde la policía montó un megaoperativo de seguridad para garantizar que los posibles actos de protesta no lleguen hasta el presidente.

El gobernador Carlos Manfredotti no sólo se ocupó de garantizar la seguridad de Duhalde sino que, además, convocó a todos los funcionarios políticos con cargos docentes en el patio de la escuela Monseñor Fagnano.

Fantasías en los pagos de Duhalde

Lejos de apaciguar los ánimos, las nuevas medidas y leyes que tomaron cuerpo en la provincia de Buenos Aires en las últimas horas avivaron aún más las hogueras que quedaban encendidas del año pasado, cuando la educación perdió una vez más su oportunidad de despegar en el distrito más imponente de Argentina y América Latina.

Los sueños de recapturar a los chicos a través de los comedores escolares y más tarde con las becas para ayudar a tornar obligatorio el polimodal, quedaron en eso, en fantasías.

Hoy, unos 130 mil estudiantes de los cordones de mayor pobreza de la provincia, que cursaban el tercer ciclo de la educación general básica y el polimodal -que toma los antiguos séptimo grado hasta el quinto año- no se anotaron en las últimas inscripciones para cursar este año.

El motivo, muy simple. Ese pequeño estipendio, que comenzó siendo de 100 pesos y que se podó a 60 pesos por mes, por hijo, representaba para miles de hogares humildes del castigado conurbano, el único incentivo para que muchos padres desempleados, con ingresos que no orillaban los 500 pesos pudieran hacer el sacrificio de enviar a sus hijos a la escuela y que no tuvieran que trabajar tempranamente.

La Legislatura provincial materializó un proyecto de la Gobernación de quitar 500 millones de pesos para la educación. ¿Cuál es el saldo de esta medida?

En primer término se puede decir que de ninguna manera hoy la gente podrá seguir creyendo en los discursos proselitistas que hablan de que “la prioridad son los chicos y la educación”, que los acuerdos firmados con los maestros en las mesas de negociación el año pasado, realizados por el ex director de Educación José Bordón, para destrabar el largo conflicto y que volvieran a clase, hoy fueron borrados con el codo.

Como si ya no fuese suficiente tensar la cuerda al pagar los sueldos a destiempo, en otra moneda, de pedirles a los maestros que dicten clases con los pies bajo el agua en la castigada provincia donde aún la inundación no se retiró de algunos distritos, hoy se impone un fuerte recorte que ya se convirtió entre otros males, en un lamentable éxodo de jóvenes de entre 13 y 18 años, fuera del sistema educativo y del productivo.

Los 127 mil estudiantes del segundo y tercer cordón del conurbano bonaerense -de las zonas pobres de Almirante Brown, Florencio Varela, La Matanza, Merlo, Moreno, Morón, entre otras- desertaron días pasados de seguir cursando y no se anotaron para este año.

De acuerdo a los registros de algunas escuelas y en distritos como en Moreno “hubo hasta un 40 por ciento” de deserción de estos jóvenes ante la pérdida del beneficio.

El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (SUTEBA) Hugo Yasky explicó que “cuando el gobernador Felipe Solá anuncia que no va a haber más becas, esto desalentó la inscripción como una manera del ajuste”.

Según el gremialista habrá más. “Además de buscar eliminar a los chicos a través de las becas, se reducirán los cupos y subsidios para comedores escolares, licencias por embarazo y supresión de beneficios a docentes que trabajan en zonas desfavorables, tanto en lo geográfico como en lo social”.

Las becas para el llamado polimodal, fueron impulsadas por la provincia en el “98 desde la gestión de la hoy ministra Graciela Giannettasio como parte de la instauración del secundario obligatorio. (Laura Hojman, DyN)


Comentarios


Comienzan las clases, con huelgas en 6 provincias