Comienzan los días de heladas y humo para el Valle

Para anoche y esta madrugada pronostican hasta 4 grados bajo cero. Las bajas temperaturas continuarán esta noche. De cada 10 productores, sólo cuatro están en condiciones de protegerse.



ROCA .- La primera helada que puede causar daño en las plantaciones de pera caía entre anoche y esta madrugada sobre el Valle.

Los pocos productores que este año pudieron preparar sistemas de defensa y el adelanto en la floración son dos factores que aumentan los riesgos para esta temporada de heladas tardías. Es de esperar que el humo, producto de la quema de combustibles y neumáticos, cubra una vez más la región.

Para anoche y esta madrugada los pronósticos auguraban una temperatura de entre 1 y 4 grados bajo cero. Pero el frío no le daría tregua a los chacareros tampoco esta noche y mañana a la madrugada, ya que el pronóstico metereológico indicaba que se iba a desatar otra helada similar.

La entrada de un centro de alta presión en esta región provocó un viento frío que corría del sector este-sureste. La mínima registrada el martes fue de -0,2 grados, lo que contribuyó al enfriamiento registrado ayer. Los pronósticos coincidían en que por la noche la temperatura iba a bajar como máximo hasta los -4 grados, registro en el cual se producirían daños.

La fruta de carozo ya fue afectada por una helada que llegó hasta los 13 grados bajo cero a mediados de agosto. Ahora se suman, a las plantaciones en riesgo de verse afectadas, las peras D'anjou y Packams. La primera ya está en plena floración y de ahora en más el riesgo de daño irá en aumento con el desarrollo progresivo de los frutos. La otra variedad está en la etapa previa de pétalos abiertos.

Gustavo Nordestrom, meteorólogo de la estación del INTA ubicada en Guerrico, informó ayer al mediodía que “la baja temperatura reinante, con una mínima de -0,2 el día martes, contribuyó al enfriamiento. El viento también es un factor determinante, se dan todas las condiciones para que esta noche se cumpla el pronóstico”. Las heladas pronosticadas serían de leves a moderadas.

El técnico en climatología del INTA Miguel Tassara indicó que con -3 grados ya existiría riesgo de daño, y que antes de esa marca se debería recurrir al riego por aspersión o a la quema de cubiertas, como es tradición en la zona.

El técnico señaló que “la floración está adelantada cinco días respecto a la media normal”. Este medio adelantó a mediados de agosto que el adelanto en el proceso de floración era de dos días y que esto provocaría inconvenientes con las heladas tardías.

“El daño aumenta a medida que se desarrolla el proceso de floración, a partir de la conformación del fruto. Si hoy lo afecta una helada de menos cuatro grados, la semana que viene el peligro será a una temperatura inferior”, afirmó Tassara.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Productores de Roca Osvaldo Calvo, indicó que “este año la prevención de heladas es dificultosa por la carencia de medios que existe en el sector de los pequeños chacareros”. Calvo estimó que de cada diez productores sólo cuatro están en condiciones de defender sus chacras del peligro de heladas. “Los seis restantes abandonaron o no tienen medios para adquirir combustible. Hay algunos que van a prender lo que tengan a mano, nunca vi un cuadro de crisis como éste”, destacó el productor.

El presidente de la cámara explicó que “muchos productores van a defender parcialmente su producción, van a elegir en qué cuadros prender cubiertas o calefactores”.

Sólo una minoría de los chacareros puede acceder al riego por aspersión como sistema de prevención de daños, indicó Calvo. Se quejó por los costos que tienen el sistema con combustibles presurizados, que ronda los 6.000 pesos por hectárea.

Vuelve la polémica por la quema de cubiertas

La quema de neumáticos como forma de defensa contra las heladas tardías ha sido duramente cuestionada en los últimos años por la fuerte contaminación que ocasiona.

Las protestas llevaron a los gobiernos de Río Negro y Neuquén a tratar de encontrar una salida alternativa. A principios de agosto se conoció la noticia de que el gobierno neuquino iba a prohibir la quema y comercialización de cubiertas para combatir las heladas.

En Río Negro el legislador provincial Eduardo Chironi propuso días atrás prohibir la quema de las cubiertas y la medida cuenta con el acuerdo de todos los bloques. La legislación que se pretende imponer en las dos provincias tiene como principal objetivo la conservación del medio ambiente y tratar de evitar los trastornos en la salud de los habitantes de la región, y específicamente la de personas con problemas respiratorios.

Es de esperar que a partir del inicio del período de heladas tardías comiencen también los reclamos por el humo de las cubiertas quemadas.

Los productores argumentan que es el único método de defensa al que pueden acceder por los altos costos de los demás. El riego por aspersión ronda los 4.000 pesos por hectárea y el gasoil presurizado está por encima de esos valores.

Como dijo Osvaldo Calvo “muchos terminarán prendiendo lo que tengan a mano”.


Comentarios


Comienzan los días de heladas y humo para el Valle