¿Cómo construir una nueva masculinidad?

Distintas organizaciones sociales intensifican su trabajo para proponer nuevos modelos de ser hombre. Cómo generar vínculos de armonía y respeto entre hombres y mujeres. Aterran las cifras de víctimas de violencia de género.

VIOLENCIA DE GÉNERO

La idea de construir nuevas masculinidades para generar vínculos armónicos entre hombres y mujeres y desterrar la violencia de género es el objetivo que se proponen distintas organizaciones sociales comprometidas con esta nueva mirada sobre el rol de los varones.

La iniciativa fue presentada en dos trabajos sobre “masculinidades plurales” y “Modelo para armar. Nuevos desafíos de las masculinidades juveniles”, en la Capital Federal.

La elaboración y presentación de los trabajos, que se realizó en el Centro de Información de Naciones Unidas, se dio en el marco de la campaña “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres” impulsada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La temática de género, que siempre estuvo identificada con la mujer, implica al hombre no sólo porque es quien ejerce la violencia sino porque a la vez es víctima de un modelo patriarcal que lo instala en un lugar de poder, estereotipa su conducta y tiene un rol que lleva a obstaculizar una relación de igualdad entre el hombre y la mujer.

El coordinador residente del sistema ONU en Argentina, Martín Santiago Herrero, aseguró a Télam que “esta presentación se da como parte de los trabajos que venimos realizando con las instituciones nacionales y movimientos de mujeres en la Argentina para tratar de avanzar y mover las fronteras en los temas de igualdad de derechos y equidad de género”.

Al referirse a la idea de mover fronteras, aclaró que “estamos tratando de pensar la violencia contra las mujeres desde el otro lado, y ver cuál es el rol que tienen los hombres y los efectos de esas conductas que aprendimos, porque la masculinidad es una construcción social, que genera estructuras de subordinación y dominación”.

Herrero expresó que la elaboración de este trabajo es una invitación a “tratar ciertas dinámicas de cambio en los propios hombres”.

“Es decir -precisó- es fundamental tratar de entender qué quiere decir ser hombres en nuestras sociedades, cuáles son esos roles, esas conductas que a través de la educación, de la familia, de nuestro trabajo, fuimos aprendiendo y son limitantes de la igualdad de derechos, y poder empezar a modificarlas”.

Por su parte, Lucila Tufro de la organización Trama, que junto con Campaña del Lazo Blanco, elaboraron las dos publicaciones, precisó que “Masculinidades plurales” es un material para pensar los vínculos de género, en el que quisimos dar una vuelta de tuerca y mostrar qué pasa con las relaciones y los roles de género cuando lo vemos desde los varones”.

Tufro precisó que “no hay este tipo de trabajos aún y además está dirigido a organizaciones sociales y al trabajo territorial que es algo original porque el tema de masculinidades tiene algún desarrollo pero desde el ámbito académico”.

“Desde nuestra perspectiva -acotó- sería ideal que este material se incorpore a los planes de estudio”.

En tanto, Hugo Huberman, de Campaña del Lazo Blanco, organización de hombres comprometidos con el fin de la violencia hacia las mujeres, destacó que “tenemos que desarmar lo que está armado, un modelo donde los chicos entran en contradicciones entre lo que les dicen y lo que son, con las demandas sociales del ser hombres”.

En este sentido, dijo que “por eso después tenemos una franja en América Latina de 15 a 29 años en el que de cinco muertes de jóvenes, el promedio es que cuatro son masculinas y una femenina”.

Destacó que “la mujer es la víctima mayor, junto con las niñas y los niños, que tiene este sistema, pero los jóvenes de ambos sexos también son víctimas, primero porque todo está pensado desde el adulto y segundo porque todo está pensado desde el hombre”.

Huberman señaló que “hay que desterrar la violencia, hay que ampliar la plataforma de derechos, hay que generar mayor acceso a recursos y pensar políticas públicas que incluyan lo masculino como una variable de género” y enfatizó en la necesidad de generar espacios de reflexión en los lugares que frecuentan los hombres y también mixtos. (Télam)


Comentarios


¿Cómo construir una nueva masculinidad?