Cómo controlar algo más que el flash de un seno 08-02-04

El seno de Janet Jackson reveló una profunda controversia en Estados Unidos. Por un lado, la mojigatería de ciertos medios y por otro el deseo nada oculto de controlar totalmente la pantalla.



WASHINGTON, (DPA) – El seno desnudo de Janet Jackson sacudió el mundo de los medios estadounidenses e introdujo profundos cambios en una sociedad que en otras partes del planeta es vista como mojigata: asustados por la visión del pecho femenino, las televisoras comenzarán a controlar sus transmisiones en vivo con técnicas ultramodernas para retrasar unos segundos o minutos las imágenes y poder cortar de inmediato partes “indecentes”.

Los medios están además nerviosos por un nuevo proyecto de ley en el Congreso que impone penas mucho más graves para las emisoras por emitir insultos o mostrar demasiada piel desnuda.

Con la norma se volverían aún más restrictivos los canales como NBC, ABC, CBS y Fox, que nunca muestran un seno desnudo en las escenas de cama y ponen un pitido para cubrir las malas palabras. Por las dudas, NBC ya utilizó la tijera en su exitosa serie “ER”, que transcurre en un hospital de emergencias. Pese a la protesta amarga del productor, el canal recortó una parte en la emisión del jueves pasado en la que se veía durante una milésima de segundo el pecho desnudo de una mujer de 80 años, herida en una camilla.

“Por desgracia, la atmósfera creada por los sucesos de esta semana ha hecho muy difícil para algunas de nuestras estaciones asociadas transmitir esto”, argumentó NBC, según publicó el “Washington Post”.

En la ceremonia de los Oscar y en la de los Grammy los medios van a lo seguro.

ABC emitirá con unos segundos de retraso para evitar sorpresas no gratas. De hecho, la cadena ya había empezado a planear así las transmisiones el año pasado, después de que el cantante de U2 Bono celebrara con un “fucking brilliant” su presencia en los Golden Globe.

El “incidente Jackson” en el Super Bowl no ha hecho más que acelerar los cambios.

El director de la Academia de Hollywood, Bruce Davis, es muy escéptico con respecto a las nuevas tendencias. “Cuando se permite a alguien ejercer un poco de control ¿dónde termina todo?”, se pregunta.

En una entrevista con la revista “Variety”, Davis expresa su preocupación por que los retrasos sean usados para censurar opiniones políticas como, por ejemplo, el alegato contra la guerra que hizo el año pasado en los Oscar el escritor y director Michael Moore, un crítico de Bush.

Para otros en cambio, la autocensura de las emisoras no es suficiente. Es el caso de la organización conservadora de mujeres “Concerned Women for America”, que se quejó amargamente del “espectáculo pornográfico” de Janet Jackson y acusó a la oficina de control de medios FCC de ser muy laxa en sus medida contra las obscenidades.

La FCC señaló haber recibido más de 200.000 quejas por el show producido por la MTV en el intervalo del Super Bowl. Sin embargo, los dardos no fueron sólo contra el pecho desnudo de Jackson, sino también contra los gestos y textos de otras estrellas como el rapero P. Diddy, Nelly y Kid Rock.

El profesor de medios Robert Thompson declaró al “New York Times” que MTV, que tiene espectadores jóvenes que se divierten al ver un beso de lengua entre Madonna y Britney Spears, se puso con el espectáculo en el centro de la escena y recibirá fuertes críticas de personas que hasta ahora lo ignoraban.

La decisión del canal de música de presentarse ante una audiencia tan amplia es en su opinión “como si una joven de 17 años permite que su madre lea sus diarios íntimos”.


Comentarios


Cómo controlar algo más que el flash de un seno 08-02-04