Cómo empezar a comer sano un lunes y no fracasar en el intento

Después de un susto con la balanza, decidí cambiar mi alimentación. Sin privaciones exageradas, armé un plan, que cada lunes tendrá un nuevo capítulo. ¿Me seguís?

1
#

2
#

Ejercicio y alimento saludable, mi super combo.

 

 

 

89.9, casi 90, fue lo que mostró la balanza y lo que necesité para decir ¡basta!. ¡Hice clic!. Mido 1.71 y debería pesar mucho menos. Decidí que tenía que hacer algo distinto a todo lo que había hecho.

Desde que nació mi última hija, que hoy tiene tres años, no pude volver a mi peso. Fui al gimnasio, a varias nutricionistas, pero por falta de organización, tiempo y motivación, abandoné. Cada nuevo intento por recuperar mi peso se volvía un fracaso, me sentía mal, la ropa de siempre no me entraba y me sentía cada vez peor.

Cuando vi ese número en la balanza, supe que no podía seguir en ese estado y decidí aprovechar todos los recursos que tenía a mano. Era usuaria de Instagram y comencé a seguir cuentas de nutrición; de comidas saludables; de ejercicios, y así encontré varias que me motivaron.

Pero no me interesaba hacer una dieta, me interesaba incorporar hábitos saludables que me duren toda la vida. Volví al gimnasio tres veces por semana proponiéndome no faltar.

Instagram no sólo me sirvió para recaudar información sino para llevar un registro de todas mis comidas, cosa que antes nunca había podido lograr. Es mucho más fácil sacar una foto a lo que estás por comer que anotarlo en una planilla.

No es un proceso fácil, se necesita constancia, paciencia, y si encontrás un profesional que se ajuste a tus necesidades y te acompañe para llegar a tu objetivo, mucho mejor.

Este es mi plan. A partir de hoy y todos los lunes (sin falsas promesas de comienzo de dietas que fracasan) te invito a que te sumes y compartas conmigo este proyecto saludable.

 

5 tips para empezar

Definí objetivos

Organizate

Empezá de a poco

No saltees comidas

Incorporá ejercicios

Panqueques de coco y avena

1 cda de coco rallado

1 cda de salvado de avena

1 huevo

1 clara

1 cdita de extracto de vainilla

2-3 sobres de stevia

1 cdita de leche descremada

Licuar todo y llevar a una panquequera hasta que estén listos.

Datos

Ideales para un desayuno completo o para una merienda: los podés acompañar con los toppings que más te gusten: frutas, queso crema, pasta de maní, dulce, semillas, frutos secos o lo que quieras.

Comentarios


Cómo empezar a comer sano un lunes y no fracasar en el intento