Cómo escapar del acoso publicitario

Las ofertas, promociones y ventas por teléfono parecen no tener límites. Qué hacer para poner un freno y dejar de renegar en soledad.

¿Quién no se despertó sobresaltado alguna vez por el constante ring-ring del teléfono que puso un inesperado fin a una tibia y corta siesta de día de semana?

O en medio de una mañana agitada, o a la hora de almorzar, o bien a la tarde… En fin, a cualquier hora.

Y ya no causa sorpresa, a casi nadie, la típica voz de una máquina o de un “operador-máquina” ofreciendo maravillosos, hasta “milagrosos” y “casi” gratuitos servicios.

Sí. De un buen tiempo a esta parte, las campañas de promoción por teléfono no han parado de crecer y con ellas, las molestias para muchos. Son “cargosos”, para algunos. “Invasivos”, critican tantos otros.

¿Es que no tienen algún límite? ¿Algún freno?, suele ser la pregunta más frecuente. “Lo peor es que no solo te hinchan en tu casa a todas horas, sino que te llenan con mensajes hasta en el celular. Les decís que no, que no querés nada, que “NO” te interesa nada de su propuesta, que no querés una nueva tarjeta, que no querés otra internet con un millón de gigas, que no querés el servicio gratuito… y no. Te siguen llamando y llamando y no sabés qué hacer”, se indigna Juan Manuel, un comerciante, de 52 años, que llegó a pedir los formularios en la Dirección de Defensa del Consumidor, aunque -confiesa- “la verdad no los llené. Me dijeron que encima era lento y que me iban a llamar a audiencias y qué se yo. ¡No tengo tiempo! Ellos son los que te embroman, y al final uno termina enredado en todo este lío”.

“Siempre se puede poner punto final a esto, aunque a veces… es difícil”, explicó Martín Di Ferdinando, asesor legal de la Dirección de Comercio Interior de Río Negro. Si bien hasta el momento no han recibido denuncias en torno al “acoso” de las empresas por promociones o ventas telefónicas, sostiene, sí llegan a diario muchas consultas al respecto.

“Nos preguntan qué se puede hacer”, destacó. Desde la Dirección recomiendan, en primer término manifestar a la empresa “que no efectúen más llamados”. Lo mejor, aconsejan desde diversas organizaciones de protección de los usuarios y consumidores, es hacerlo vía escrita.

“Si así y todo no se termina”, Di Ferdinando advirtió que se puede realizar la denuncia en Defensa del Consumidor “(pero) es un procedimiento largo, tedioso y oneroso para la provincia, y no es inmediato”, aclaró.

“Mil veces te llaman en un día. Le decís que no te interesa y nada. Ayer me llamaron de un banco, que si quería no se qué servicio. Le dije ‘no’ no me interesa, y dale con el cuento: ‘que no se lo puede perder’, ‘que te dan gratis” no sé que otro servicio, y es todo mentira”, señaló Luis, empleado, de 42 años. “Así te tienen media hora y a veces, al final, parece que buscan confundirte para que uno ceda”, agregó.

En la Dirección de Comercio Interior y Defensa del Consumidor de Neuquén, también han llegado los ecos de la preocupación. “Nosotros hemos recibido varias consultas al respecto pero, aconsejamos que los consumidores tengan cuidado en remitir datos personales”, aconsejó Martín Reigada, director del organismo, e incluso, “en algunos casos te informan que fuiste adjudicado con un préstamo o un crédito para un plan de auto”, agregó.

Por eso, “los consejos que damos es que no pasen datos de ellos y mucho menos datos de sus tarjetas de crédito”.

Ante cualquier duda, recomendó, se debe verificar de qué empresa se trata, acercarse personalmente y pedir toda la información por escrito sobre el producto que se ofrece. “Tengamos en cuenta que no se pueden difundir los datos personales pero también observamos que las empresas de comunicación o de servicio bancarios utilizan sus bases de datos para promoción de productos, pero justamente como son promociones aconsejamos que la contratación y adquisición de los mismos lo realicen personalmente”, explicó Reigada. (AR)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora