Cómo prevenir el cáncer de útero

El carcinoma de cuello uterino es una de las principales causas de muerte. Prevenirlo es fácil

BUENOS AIRES. - El carcinoma de cuello uterino es en la mujer una de las principales causas de muerte que serían evitables mediante la prevención.

El reconocimiento de las patologías malignas y premalignas de cuello uterino se ve facilitado por la accesibilidad del mismo a la visualización directa y al estudio celular y tisular (de los tejidos).

Existen varios factores epidemiológicos que se asocian a esta enfermedad:

- Relaciones sexuales a una temprana edad.

- Múltiples parejas sexuales (promiscuidad).

- Edad joven del primer embarazo.

- Multiparidad (muchos partos).

- Bajo nivel socio económico.

- Tabaquismo.

- Enfermedades de transmisión sexual como factores asociados.

Desde 1970 se ha estudiado la asociación entre la presencia del virus HPV en el tracto genital inferior y el desarrollo de carcinomas de cuello uterino.

El contagio de la infección genital por HPV se produce mediante el contacto sexual directo o indirecto, por fragmentos de tejidos infectados que penetran a través de pequeñas lesiones del cérvix uterino.

Actualmente se acepta que las infecciones por HPV en el tracto genital inferior se manifiestan en tres formas diferentes: clínica, subclínica y latente.

Adultos jóvenes

Independientemente del mecanismo por el cual el HPV produce condilomas y neoplasias, es sugestiva la alta prevalencia de esta infección en adultos jóvenes.

Sin embargo, es necesaria la concordancia de múltiples cofactores para que esta potencial relación (HPV - cáncer) actúe como tal; por ejemplo, las relaciones sexuales, el factor inmune, los anticonceptivos y el tabaco.

¿Cómo se investiga el cáncer de cuello? La evaluación ginecológica del cuello uterino comienza con la especuloscopía o examen con espéculo.

El espéculo es un instrumento que consta de dos valvas articuladas que permiten la visualización de la cavidad vaginal, en el fondo de la cual se localiza el cuello uterino, permitiendo la identificación de posibles lesiones o pérdida de sustancia (úlceras).

Además por su intermedio se obtienen las muestras para cultivo de secreciones vaginales y toma de Papanicolaou, muestra del extendido celular de la porción exocervical del cuello obtenido por escobillado. Esta muestra es sometida a estudio citológico (de las células) con la finalidad de detectar atipías (anomalías) celulares.

El estudio colposcópico del tracto genital inferior debe realizarse, sin excepción, luego de la obtención de la muestra para citología. El colposcopio es un instrumento binocular que consta de un sistema de lentes que permiten el aumento de las imágenes enfocadas hasta 40 veces su tamaño y nos permite detectar la localización de las lesiones de cérvix uterino.

La biopsia completa la tríada de medidas en la prevención del carcinoma de cuello. Se realiza cuando la colposcopía identifica alguna lesión que habitualmente se traduce como una imagen blanquecina (leucoplasia, mosaico, etc.) a la tinción con solución de Lugol.

Esta medida permite la obtención de un fragmento de tejido apto para el estudio anatomopatológico y así arribar a un diagnóstico definitivo.

Para prevenirlo

La prevención del carcinoma de cuello uterino se realiza por lo tanto con:

- Citología: que individualiza células atípicas, o sea informa la existencia de una enfermedad precursora o un carcinoma propiamente dicho.

- Colposcopía: identifica el sitio de la lesión productora de anomalías citológicas.

- Biopsia: por su intermedio se obtienen las muestras de tejido necesarias para un diagnóstico definitivo.

Es recomendable que todas las mujeres sexualmente activas o que han cumplido los 18 años de edad efectúen un Papanicolaou y un examen pelviano anual.

Dra. Graciela Gorbeña, tocoginecóloga. (especial para DyN por Saluduno.com)


Comentarios


Cómo prevenir el cáncer de útero