Cómo será la renovada ruta 22, entre Chichinales y Cipolletti

Hoy presentan el proyecto completo ante los intendentes.



VIEDMA (AV).- Los municipios tendrán hoy la oportunidad de dar el veredicto final, pues ya están listos los planos de la autovía Chichinales-Cipolletti. La futura construcción entre Chichinales y Cipolletti implica un ancho de circulación superior a los 15 metros.

En los lugares más estrechos los coaxiles de servicios públicos deberán ir embutidos y se prevé la tala de álamos donde se dificulte la visión.

Durante esta jornada quedará para discutir con los jefes comunales en Villa Regina si los cuatro carriles serán separados por un muro en el medio, más allá del pequeño estrecho de 1,60 metros volcado en los planos.

El viaducto establece calles de alta y baja velocidad por cada sentido de circulación, e impedimentos para girar en “u”. En consecuencia los usuarios deberán realizar trayectos de 1,5 kilómetros para retomar hacia el sentido contrario.

Todos los ingresos urbanos contarán con calles colectoras como el caso de la derivación hacia la planta de Moño Azul, a la altura de Villa Regina, que tendrá una propia calle, más un viaducto sobre calle Borgatti. También serán erigidas pequeñas dársenas como para que la gente pueda esperar los servicios interurbanos de microómnibus con una mayor seguridad sobre el trazado.

El ensanche, cuyo valor ronda los 200 millones de pesos, comprende al tramo Chichinales-General Enrique Godoy con 20,52 kilómetros, acceso Godoy-Cervantes de 22,16 kilómetros, Cervantes- J.J. Gómez de 21,14 kilómetros, Gómez-Fernández Oro de 24,01 kilómetros y finalmente el sector Fernández Oro-Parque Industrial de Cipolletti con 8,04 kilómetros. La obra se entregará “llave en mano” con la señalización e iluminación correspondientes.

Dentro de los compromisos asumidos por Viarse, durante casi un año se efectuaro todos los trabajos de campo, gabinete y tramitaciones para obtener la aprobación o registración ante las reparticiones provinciales competentes, de los planos, de las propiedades afectadas por el trazado.

En ese lapso se relevaron todas las mejoras existentes como edificios, plantaciones, portales, embarcaderos de animales dentro de la zona del camino, tras lo cual se confeccionaron los planos en Vialidad Nacional de acuerdo a las indicaciones de los propietarios con el propósito de permitir su adquisición.

Para la liberación del trazado, la empresa vial rionegrina entregó a su par nacional gran cantidad de documentación vinculada con planos de propiedades, nomenclaturas catastrales con nombre y apellido de los propietarios e indicaciones esquemáticas de las mejoras existentes.

El gerente de Proyectos, Jorge Gutiérrez explicó a “Río Negro” que no será necesario correr alambrados, mientras que los traslados de cables -tanto de telefonía, electricidad como servicio de televisión- serán removidos con la supervisión del personal que deba inspeccionar en cada caso. Por su parte, el ingeniero Julio Daruiz aclaró que si bien se prevé la tala de álamos como por ejemplo en la peligrosa curva cercana a Ingeniero Huergo, Vialidad Nacional exige que posteriormente sean creados nuevos bosques más alejados de la zona de circulación.

Los gastos que demandaron la realizaron del estudio y proyecto, y la confección de la documentación para el llamado a licitación estuvieron a cargo de Viarse. Todo ello costó un millón de pesos.

Notas asociadas: Largo camino para el proyecto final con la voz de intendentes Un promedio de 7.000 vehículos por día Infograma: Ampliación de la ruta valletana

Notas asociadas: Largo camino para el proyecto final con la voz de intendentes Un promedio de 7.000 vehículos por día Infograma: Ampliación de la ruta valletana


Comentarios


Cómo será la renovada ruta 22, entre Chichinales y Cipolletti