Cómo ve Bariloche el costo del servicio eléctrico

El tema generó debates interminables en la ciudad.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Desde hace años el precio de la electricidad en Bariloche es un tema sensible. Pero hasta no hace mucho, frente a cada crítica, la conducción de la cooperativa que presta el servicio conseguía imponer su descargo fundado en el alto costo de mantener la reserva fría y de distribuir la energía en una geografía extendida y difícil.

La embestida que inició en los últimos meses el legislador Roberto Medvedev reinstaló un debate en el que pesa más que nunca el creciente malestar social por la recesión económica y por el costo de los servicios públicos.

Si bien las cámaras empresarias no fijaron hasta ahora una posición pública, son varios los empresarios locales que también se quejaron de las “tarifas abusivas” que cobra la CEB y argumentaron con análisis de costo y estudios comparativos con el precio del servicio en otros puntos del país.

Medvedev consiguió que la Legislatura forme una comisión para investigar la estructura tarifaria de la Cooperativa y también la forma en que condicionan su economía las sociedades anónimas que formó para encarar otros negocios. Entre ellos Internet, la depuración de líquidos cloacales y la tevé por cable. El dictamen podría estar listo en menos de 60 días.

El legislador sostiene en el informe presentado a sus pares que el piso tarifario de noviembre de 1998, por el cual la CEB empezó a prestar servicios bajo regulación del EPRE, fue inflado artificialmente sin explicación alguna.

Para De Ferrariis, en cambio, la tarifa en Bariloche es sólo un 20 por ciento más alta que la de Edersa y se puede reducir si existe consenso para eliminar la reserva fría y si el EPRE cambia la forma de prorrateo provincial del costo del peaje.

En la confrontación no faltan tampoco las acusaciones que nada tienen que ver con el análisis técnico del costo de la electricidad, ya que el titular de la CEB no duda en atribuir las críticas de Medvedev a una campaña montada por sus competidores en el negocio del cable.

Más allá de las pruebas que sustenten esa sospecha es indudable que un condimento extra de la disputa son los millones en juego y el poder que intentan hacer valer los grandes grupos económicos involucrados.

Hasta ahora De Ferrariis y Medvedev no han debatido en público. Con el propósito de pasar en limpio las dos posturas, “Río Negro” les planteó sendos cuestionarios, cuyas respuestas apuntan a lograr que la discusión no quede sólo al alcance de los especialistas.

Medvedev: “Sobrevaluadas”

– ¿Cuál sería a su juicio la tarifa ideal y posible del servicio eléctrico en Bariloche?

– La tarifa ideal, con los elementos parciales que poseemos, es la que adjunté al informe presentado a la comisión investigadora. Hasta la fecha no hay explicación de por qué se ha aplicado un ajuste al cuadro tarifario original de la CEB que empezó en noviembre de 1998 con un coeficiente de multiplicación por tres y que a la fecha va de 1,20 a 1,50, es decir con tarifas que están de un 20% a un 50% por encima del cuadro tarifario objetivo. Esto además fue aprobado por el EPRE en su resolución 94/98. (Medvedev aportó cuadros según los cuales las tarifas por él sugeridas serían hasta un 82% más baratas para los consumos reducidos y un 25% menores para las grandes demandas).

– ¿En qué rubros hay una sobrevaluación?

– En primer lugar en el valor considerado de los activos afectados a la actividad, mediante el cual se determina el costo de redes y el costo de operación y mantenimiento. También está sobrevaluado el valor asignado al factor de pérdidas de energía en las diferentes etapas de la red de distribución.

– ¿Qué responsabilidades son atribuibles al EPRE?

– El EPRE es responsable, porque tiene la obligación legal de controlar que el cuadro tarifario sea objetivo, equitativo y solidario. Y no lo hizo.

– ¿Por qué el poder concedente debe volver al municipio si en el resto de la provincia no es así?

– Porque siempre ha sido así en Bariloche, donde los vecinos han fundado, financiado y pagado totalmente una red de distribución eléctrica, de la cual son sus únicos y legítimos propietarios. Lo cual tampoco es así en el resto de la provincia.

De Ferrariis: “Desventaja”

– ¿Puede bajar la tarifa de Bariloche? ¿En qué proporción?

– Dentro de la estructura tarifaria el 11% depende del costo de peaje y el 6% al funcionamiento de la reserva fría. La tarifa puede disminuir si los asociados por las vías correspondientes deciden que la CEB desactive el parque de generación propio previsto para emergencias. También si se realiza una profunda revisión del costo del peaje, atendiendo a una clara situación de desigualdad que se plantea en el ámbito provincial. Por estar en punta de línea, sin otras posibilidades alternativas de abastecimiento, Bariloche se encuentra en una posición desventajosa al tener que afrontar un costo inexistente para el resto de las localidades rionegrinas. No obstante la complejidad del tema, sería equitativo que esa carga se prorrateara en el conjunto de usuarios eléctricos de la provincia.

– Edersa le pagó el último año a TermoRoca un promedio de 34,98 pesos el MWh, cuando en el sistema nacional hubiera pagado 24,01 pesos. ¿Qué precio pagó la CEB durante el mismo período y por qué es todavía más cara que Edersa?

– Durante el año 2000 la CEB pagó en promedio 29,53 pesos el MWh por la energía comprada, un precio sensiblemente menor al que se le adjudica a TermoRoca. A ese valor de compra debe sumarse el cargo por potencia o peaje de la línea Alipiba (Alicurá-Pilcaniyeu-Bariloche), de aproximadamente 14 pesos/MWh. Lo que da un total de 43,5 pesos/MWh. Esto evidencia que el precio final de la energía en Bariloche se encarece por factores que no tienen incidencia en la estructura tarifaria del resto de Río Negro.

Por las particularidades del mercado eléctrico provincial, la CEB puede ser considerada como gran usuaria.


Comentarios


Cómo ve Bariloche el costo del servicio eléctrico