Cómo vive hoy la Iglesia el “jueves negro” de la diplomacia del Vaticano

La polémica se traslada al interior de la Iglesia Católica. El obispo Lozano dice: “No sé de dónde obtuvo Karcher la información de que no era verdadera la carta”.



LA CARTA DEL PAPA

La prensa italiana consideró que hubo un “jueves negro” para la diplomacia de la Santa Sede en torno a la carta que envió el papa Francisco a la presidenta Cristina Fernández por el 25 de Mayo, misiva que generó un “misterio” por las idas y vueltas en torno a si era o no verdadera.

“Argentina y el misterio de la carta ‘falsa’ del Papa. Un telegrama con motivo de las fiestas patrias de Argentina mandada a nombre del Papa a la presidente Cristina Fernández de Kirchner provocó fricciones entre Buenos Aires y El Vaticano”, reportó esta mañana el diario italiano La Stampa, a través de “Vatican Insider”, su sección especializada en temas de la Santa Sede.

El matutino indicó: “Una carta ‘falsa’ del Papa y un incidente internacional con el gobierno argentino. Esa resultó ser la secuencia de un ‘jueves negro’ para la diplomacia de la Santa Sede”.

“Un simple telegrama de salutación enviado a la presidente Cristina Fernández de Kirchner por las fiestas patrias del 25 de mayo causó todo un revuelo cuando fue calificada como apócrifa por un cercano colaborador del pontífice. Pero en realidad el texto era auténtico”, remarcó la publicación.

El matutino consignó declaraciones del vocero papal, Federico Lombardi, quien señaló que la carta salió efectivamente del Vaticano.

“Es un mensaje oficial enviado por la Secretaría de Estado a nombre del Papa para los saludos a los jefes de Estado con motivo de las fiestas patrias de cada país. La Secretaría de Estado es la encargada de esto, lo manda a nombre del Papa. Obviamente no es una carta personal autógrafa del santo padre, pero es auténtica”, aclaró Lombardi.

Fuertes críticas del monseñor Lozano

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, dijo hoy desconocer “de dónde obtuvo” el religioso Guillermo Karcher, a cargo del Protocolo del Vaticano, “la información de que no era verdadera la carta” del papa Francisco a la presidenta Cristina Fernández con motivo del 25 de Mayo.

Además, aseguró que a él la misiva “no” le había generado “dudas de que fuera auténtica” y destacó que el texto “tiene un valor de gesto de cercanía” en comparación con el de salutación girado en junio último por el Sumo Pontífice a la primera mandataria.

Asimismo, consideró que “hubo” en los medios de comunicación “algún comentario un poco desmesurado sobre el acontecimiento, reacciones exageradas, porque es una carta de saludo, no es una cuestión que uno pudiera decir que generaba alguna cuestión seria que pudiera afectar a algún grupo de personas”.

“No sé de dónde obtuvo Guillermo Karcher la información de que no era verdadera la carta y por qué él dudó o a quién le llegó a consultar. La verdad es que no he tenido la oportunidad de hacer un seguimiento del origen de la duda de la carta”, dijo Lozano a la FM Nacional Rock.

Y añadió: “Incluso, yo me fijé en la carta que el Papa mandó el año pasado saludando a la presidenta de la Nación y a todo el pueblo argentino y tiene un tono semejante. Habiéndola visto y escuchado (por medios de comunicación) a la carta no me generó dudas de que fuera auténtica”.

No obstante, admitió que la de junio último tenía “un tono más formal, donde la trataba a ella de Vuestra Excelencia, con un tono más protocolar y, este año, con un tono más llano, de mayor cercanía... la tutea a ella. La carta tiene un valor de gesto de cercanía”.

“El contenido de la carta es valioso pero, más allá del contenido, la importancia del gesto, es decir: ‘Bueno, me acuerdo de la fecha patria, mando un saludo y rezo por todo el pueblo argentino’”, sostuvo Lozano y añadió: “Me parece un gesto lindo de parte del Papa, quien no pierde las raíces”.

La carta fue difundida poco antes del mediodía de ayer en el sitio de internet oficial de la Presidencia.

Karcher negó la autenticidad de la misiva y dijo que todo era “de muy mala leche”.

En cambio, el Gobierno consideró que era “absolutamente auténtica” porque había llegado por los canales “habituales”.

Esta mañana, Karcher se desdijo y aseguró que el “telegrama” enviado por el Papa a la presidenta “es oficial”.

El religioso sostuvo que “es del Vaticano, claro, de la Santa Sede”, y precisó que “no se trata de una carta”, sino “de un telegrama de forma que se le manda a los distintos gobiernos cuando hay fechas patrias”.

DyN


Comentarios


Cómo vive hoy la Iglesia el “jueves negro” de la diplomacia del Vaticano