Complejo panorama para Salud Mental en Neuquén

El sistema está saturado por la alta demanda. El Castro Rendón tiene diez camas y dos habitaciones.



#

El jefe de Salud Mental del Castro Rendón, Máximo Mantilaro, y la psiquiatra Mónica Pérez analizaron el sector.

NEUQUEN

En el hospital Castro Rendón funciona el único sistema de alta complejidad de Salud Mental de la provincial. Tal característica es otorgada por la posibilidad de internación de pacientes en situaciones agudas. El jefe del sector, Máximo Mantilaro, advirtió que en los últimos años el sistema se encuentra sobrecargado por la creciente demanda. Allí están designados 23 profesionales que atienden un aproximado de 1.600 pacientes por mes. Cada uno tiene una asignación de entre 60 y 70 consultas mensuales y la mayoría requiere seguimiento.

"Nuestra población de pacientes siempre fue en aumento para una misma oferta", dijo Mantilaro, y agregó que para enfrentar la problemática deberían contar con el ingreso de nuevos recursos humanos y generar procesos de altas sobre la población que evoluciona. "Hay que enriquecer y complejizar los tratamientos de trastornos mentales severos en los domicilios y evitar el amontonamiento en los hospitales", expuso el jefe del área en diálogo con "Río Negro".

La formula que se está implementando es la despsiquiatrización como política de trabajo. Desde el 2014 el sistema de salud mental del Hospital Regional está implementando un cambio del paradigma de la atención integral de los pacientes.

Según explicó Mantilaro, se está avanzando en nuevas líneas de trabajo que otorgan a los pacientes la posibilidad de recibir la atención en sus hogares, abriendo el juego de participación a las familias y el entorno, evitando así que el paciente deba acercarse al nosocomio únicamente para recibir una medicación.

Pocas camas

Según indicó la médica psiquiátrica Mónica Pérez, la oferta de internación no da respuesta a la demanda, aunque la apertura del área de internación en el hospital de Plottier ayudó a descomprimir algo la situación, ya que el Castro Rendón recibe las derivaciones de todos los otros hospitales de la provincia.

En el Hospital Regional hay disponibles 10 camas en dos habitaciones, una cifra que se mantiene inalterable desde hace 40 años.

Nueva ley a mitad de camino

Pese a la reglamentación de la nueva ley, sancionada en 2010, el sector de adicciones, un campo de la Salud Mental, todavía no se puede integrar ya que funciona como un servicio individual por "decisión política".

Otra cuestión que falta es la oferta de programas alternativos que opten por la desmanicomialización de los pacientes y que permita evitar las internaciones prolongadas.

Aseguran que falta también que funcionen los centros de día y centros de noche para pacientes que requieren un alojamiento nocturno y seguimiento diurno. También talleres protegidos y los famosos acompañantes terapéuticos que, según explicaron los profesionales, son muy difíciles conseguir en la región.


Comentarios


Complejo panorama para Salud Mental en Neuquén