Compran equipos antidisturbios sin licitación

Sobisch autorizó a la Policía a adquirir en forma directa armas, municiones, gases lacrimógenos, cascos y chalecos antibalas. El Ejecutivo entregó a la jefatura un anticipo de 780.000 pesos.



NEUQUEN (AN).- Preocupado por los conflictos sociales, el gobierno autorizó a la Policía a comprar en forma directa armas, municiones, equipos de comunicaciones, gases lacrimógenos, uniformes y chalecos antibalas, entre otros elementos.

Por un decreto que firmó el gobernador Jorge Sobisch y el ministro de Gobierno Jorge Gorosito el 17 de enero último, el Poder Ejecutivo le concedió un anticipo de 780.000 pesos a la jefatura para reponer stock de su equipamiento y utilizar ese dinero sin necesidad de llamar a una licitación.

Dos días después de firmado el aludido decreto, que lleva el número 091, la jefatura realizó una compra por 104.500 pesos, aunque los pagó en Lecop.

El proveedor entregó cascos antidisturbios con visor y nuquera, escudos de policarbonato de 4 milímetros de espesor, protectores de empeine y rodillas, de brazo y antebrazo, de hombros, camisola y pantalón con cinturón y pistolera de polímero y máscara antigás modelo americano con filtro eterno. De cada uno de estos elementos se compraron 100 unidades.

Por una cifra similar (717.448 pesos) y un decreto de iguales características -compra directa-, el ex ministro de Economía de esta provincia, Silvio Ferracioli, enfrenta un juicio y un pedido de condena de tres años y seis meses de prisión por parte del fiscal Ricardo Mendaña.

Durante el último gobierno de Felipe Sapag, Ferracioli adjudicó en forma directa la compra de vehículos TATA, pero como las camionetas en cuestión tardaron en llegar, la operación fue anulada. La sentencia del juicio oral y público que se realizó la semana última se conocerá el próximo martes.

Pedido de la Policía

El decreto que vuelve a autorizar compras directas en la Policía se inició por pedido de la institución a través del expediente 2207-464/02.

Los argumentos de la decisión que tomó el gobernador para darle esta facultad a la Policía están relacionados a los “hechos de violencia que permanentemente sufre la sociedad”.

El decreto del gobernador destaca que “resulta imperioso disponer de los elementos requeridos en el menor tiempo posible”.

Tal vez la urgencia se explica porque la Policía utilizó, como nunca antes, gases y balas de goma en los saqueos ocurridos en esta ciudad los días 19 y 20 de diciembre, cuando se tomaron por asalto las cadenas de venta de Topsy y se registraron durísimos enfrentamientos entre desocupados y policías en la puerta del hipermercado Jumbo.

Según la factura de compra a la que accedió este diario, la Policía pagó por cada casco antidisturbio 231 pesos, por un escudo de policarbonato 199 y 122 pesos el par de protectores de rodillas y empeine.

Precios de enero

Las coberturas de brazos y antebrazo cuestan 115 pesos, la de los hombros 91, el conjunto de camisa y pantalón 88 y la máscara antigás 199. Claro que todos estos son precios de enero último.

El decreto del gobernador no fija límites de fondos destinados a este tipo de operaciones ya que el artículo segundo sólo habla de un anticipo por 780.000 pesos que salieron de dos partidas presupuestarias distintas: una aportó 680.000 y otra el dinero restante.


Comentarios


Compran equipos antidisturbios sin licitación