Con 15.000 almas bailando, Zapala ratificó que es la capital del corso

Familias de la ciudad y de toda la región se sumaron a la fiesta, que fue declarada de interés provincial para el próximo año. Los puestos vendieron todo.

Un cierre inolvidable tuvo el corso de Zapala. Unas 15.000 almas vibraron con el desfile de las murgas y el ritmo frenético de Kapanga desde el escenario. El predio de la estación del ferrocarril se convirtió así en una inmensa pista de baile en la madrugada de ayer.

El poder de convocatoria de la fiesta zapalina quedó ratificado con plenitud, a tal punto que fue declarada fiesta provincial para el año que viene.

Por respuesta del público y por jerarquía de los elencos participantes -unas 12 murgas- Zapala dejó en claro que es la capital regional del corso.

Vecinos de Mariano Moreno, Cutral Co, Neuquén, Centenario y Roca, recorrieron los kilómetros necesarios para disfrutar de una noche ideal por el buen clima.

En la previa al show de “Kapanga”, el color y el ritmo estuvo a cargo de las murgas zapalinas y de la región para luego darle paso al grupo local “La Roska”.

Los puestos de comida y bebidas trabajaron sin descanso desde primeras horas de la tarde, y cada recoveco del predio del ferrocarril gozaba de vida propia con el movimiento de los vecinos.

Alrededor de la 1:10 de ayer se subió al escenario “Kapanga”. Su ritmo frenético en el que mezclan cuarteto, ska y rock hechizó a todos. Durante un show de 1 hora y 20 minutos, el “Mono” y compañía hicieron un repaso de su divertido repertorio musical.

El público, en su mayoría compuesto por jóvenes y adolescentes, vibró, saltó y agitó banderas sin parar. “Me mata” y “Ramón” marcaron el punto más alto.

En las primeras horas del domingo fue toda una postal ver a la muchedumbre regresando a la zona de El Alto a pie o en vehículos. En sus rostros llevan dibujada la alegría de haber vivido un momento de fiesta.

“Estamos muy felices por la respuesta de la gente. Sentimos que todo el interior de la provincia valora de una manera muy especial a nuestro corso. Fue revitalizante ver como tantas familias lo disfrutaron”, dijo la secretaria de Cultura comunal Verónica Parra.

Dato

Un cierre inolvidable tuvo el corso de Zapala. Unas 15.000 almas vibraron con el desfile de las murgas y el ritmo frenético de Kapanga desde el escenario. El predio de la estación del ferrocarril se convirtió así en una inmensa pista de baile en la madrugada de ayer.

El poder de convocatoria de la fiesta zapalina quedó ratificado con plenitud, a tal punto que fue declarada fiesta provincial para el año que viene.

Por respuesta del público y por jerarquía de los elencos participantes -unas 12 murgas- Zapala dejó en claro que es la capital regional del corso.

Vecinos de Mariano Moreno, Cutral Co, Neuquén, Centenario y Roca, recorrieron los kilómetros necesarios para disfrutar de una noche ideal por el buen clima.

En la previa al show de “Kapanga”, el color y el ritmo estuvo a cargo de las murgas zapalinas y de la región para luego darle paso al grupo local “La Roska”.

Los puestos de comida y bebidas trabajaron sin descanso desde primeras horas de la tarde, y cada recoveco del predio del ferrocarril gozaba de vida propia con el movimiento de los vecinos.

Alrededor de la 1:10 de ayer se subió al escenario “Kapanga”. Su ritmo frenético en el que mezclan cuarteto, ska y rock hechizó a todos. Durante un show de 1 hora y 20 minutos, el “Mono” y compañía hicieron un repaso de su divertido repertorio musical.

El público, en su mayoría compuesto por jóvenes y adolescentes, vibró, saltó y agitó banderas sin parar. “Me mata” y “Ramón” marcaron el punto más alto.

En las primeras horas del domingo fue toda una postal ver a la muchedumbre regresando a la zona de El Alto a pie o en vehículos. En sus rostros llevan dibujada la alegría de haber vivido un momento de fiesta.

“Estamos muy felices por la respuesta de la gente. Sentimos que todo el interior de la provincia valora de una manera muy especial a nuestro corso. Fue revitalizante ver como tantas familias lo disfrutaron”, dijo la secretaria de Cultura comunal Verónica Parra.

Dato

Datos

12
las murgas que participaron del desfile, igual cantidad de bandas brindaron su música en el escenario.
12
las murgas que participaron del desfile, igual cantidad de bandas brindaron su música en el escenario.

Comentarios


Con 15.000 almas bailando, Zapala ratificó que es la capital del corso