“Con Cataluña no va a ser un partido más”



Todo es vertiginoso en la vida de José Pekerman desde que asumió la conducción de la selección mayor. Los tiempos se aceleran, pero el entrenador no pierde la calma. Aún cuando se enfrentó a la dificultad que supone no contar con algunas figuras, por la negativa de los clubes, para el partido de mañana frente a la selección de Cataluña en el Camp Nou. Tampoco porque a último momento tuvo que descartar a Pablo Aimar (desafectado por una lesión) y recurrir a un juvenil, Pablo Barrientos. Pero Pekerman no está apurado. Sabe que el ciclo que lo llevará a Alemania recién comienza. Por eso se arma de paciencia. “Este equipo recién se está armando. Es importante que los jugadores aprovechen estas oportunidades para demostrar que quieren formar parte de esta selección”, le contó a “Río Negro”, antes de viajar a España.

– ¿Lamenta no poder contar con Aimar para este partido?

– Sí. Nos hubiera gustado contar con él. Estábamos todos entusiasmados. Pero bueno, habrá que tener paciencia. De a poco Pablo está logrando tener una continuidad. Esperemos que el próximo año se pueda sumar al grupo.

– ¿Por qué eligió a Barrientos para reemplazarlo?

– Nos tomó por sorpresa la desafectación de Aimar. Y Barrientos se está preparando muy bien para el Sudamericano. Es un jugador importantísimo, con mucho futuro. Pensamos que va a ser un estímulo para él estar con los grandes. Pero también para proyectarnos a futuro porque creemos que es un jugador que va a crecer y que le va a aportar mucho a la selección.

– ¿Qué busca en esta clase de partidos?

– Nosotros no tenemos muchas posibilidades de juntarnos más allá de los partidos oficiales. Buscamos ver de cerca a jugadores que están rindiendo bien con sus equipos en las diferentes ligas. Uno busca integrar las buenas actuaciones individuales con las actuaciones que puede tener en el equipo. Y de a poco sacar lo positivo para conformar un buen grupo en el futuro.

– ¿Lo enfrentan de una manera diferente porque se trata de una selección regional?

– No. Acá hay que mirar el aspecto competitivo. Es una selección formada por excelentes jugadores que cada vez que les ha tocado disputar un partido como este le ponen todo la energía. No va a ser un partido más ni para ellos ni para nosotros.

– Gran parte de los jugadores que convocó los tuvo en los juveniles, ¿es una selección con el sello de Pekerman?

– No. Quiero aclarar que es una coincidencia. Es una satisfacción, sí, que sean jugadores que hayan estado conmigo en distintas selecciones y que hoy estén pasando por un muy buen momento en sus equipos. Por eso pienso que merecen una oportunidad.

– ¿Qué balance hace hasta aquí de su gestión en la selección?

– En los números muy bueno, porque estamos al frente en las eliminatorias. Pasamos tres partidos casi sin tiempo de adaptación; lo cual es muy difícil. Y creo que se han logrando los objetivos. Hay que mantener estos resultados y mejorar. Creo que en poco tiempo nunca se pueden producir grandes cambios. Hay que aprovechar lo que se estaba haciendo y seguir lo que da resultado.

– ¿Qué tiene que mejorar?

– Tenemos muchas posibilidades de ir incorporando jugadores que pueden agregarle cosas nuevas. No tenemos mucho tiempo. Pero queremos que cada uno le vaya aportando su capacidad individual. (ABA)

Un poco de fútbol bajo cero

Acompañados por el equipo técnico, los jugadores de la selección llegaron al estadio Olímpico de Montjuic a las 20 (las 16 de Argentina), para realizar su primera práctica liviana de cara al amistoso de mañana ante el combinado de Cataluña.

Los 18 miembros del equipo comenzaron el entrenamiento con un trote lento y después elongaron. La entrada en calor en el frío escenario de Montjuic, con una temperatura que no alcanzaba cero grado, duró aproximadamente cuarenta minutos.

Luego los jugadores hicieron un ejercicio de contacto con la pelota en parejas y al terminar formaron dos equipos -uno amarillo y otro rojo- para disputar un partido utilizando la mitad de la cancha.

Todos los jugadores estaban bien abrigados, muchos de ellos con gorros de lana y se diferenciaron con pecheras.

Pese al cansancio del viaje y al frío invierno de Barcelona, los jugadores estaban muy animados y parecían divertirse mucho.

Esta tarde (mediodía en Argentina) les espera un nuevo entrenamiento, pero en esta oportunidad será en el Camp Nou, donde se disputará el encuentro amistoso mañana que significará el cierre de la temporada 2004 del seleccionado nacional. (Télam)


Comentarios


"Con Cataluña no va a ser un partido más"